Undefeated Boxing Legacy Julian Ramirez Headlines LA Fight Club on august 6

The Sweet Science

UNDEFEATED BOXING LEGACY JULIAN RAMIREZ HEADLINES LA FIGHT CLUB ON AUGUST 6 LIVE FROM THE BELASCO THEATER AND ON FOX DEPORTES

PLUS LOCAL FAVORITES ABRAHAM LOPEZ AND ROY TAPIA TO BE FEATURED IN TELEVISED UNDERCARD

Tickets on Sale Tomorrow!

LOS ANGELES (July 2) – Julian “El Camaron” Ramirez (14-0, 8 KOs) returns to The Belasco Theater on August 6 to headline the latest installment of the popular series LA FIGHT CLUB live on FOX Deportes. Ramirez last thrilled fans with a shutout win over seasoned fighter Raul Hidalgo in April, and will put his unbeaten record on the line again when he faces Hugo “Guerrero” Partida (21-5-2, 16 KOs) in a 10-round featherweight fight.

Also on the card, local Los Angeles favorite fighters, Abraham “Chamaco” Lopez (18-0-1, 13 KOs) and Roy “Pitbull” Tapia (10-0-2, 5 KOs) are scheduled to return to the popular series for the second time in respective bouts. Lopez is set as the co-main event of the night in a 10-round featherweight fight and Tapia will open up the FOX Deportes telecast in an eight-round super bantamweight bout. In the non-televised portion of the night, Francisco Ochoa (1-0)is set to open up the night in a four-round super featherweight brawl. Opponents will be announced shortly.

LA FIGHT CLUB: Ramirez vs. Partida is a 10-round featherweight bout presented by Golden Boy Promotions and sponsored by Corona Extra and Mexico – Live It To Believe It!. Doors open at 5:00 p.m., and the first bout begins at 5:30 p.m. The FOX Deportes broadcast will air live, Thursday, August 6 at 10:00 p.m. ET / 7:00 p.m. PT.

Tickets prices starting $20 will go on sale tomorrow, July 3 and will be available for purchase online at www.goldenboypromotions.comor by visiting the Golden Boy Promotions Facebook page. For ticket information, email us atLAFightClub@goldenboypromotions.com.

The “Knockout Experience VIP Package” is also available for an additional $25 upgrade and includes VIP entrance, access to an exclusive lounge offering food and beverages for purchase; a meet and greet opportunity with fighters and celebrities attending the event; an automatic entry into the LA FIGHT CLUB grand prize drawing, which can include but is not limited to: autograph gloves, picture in the ring, backstage access, tour of locker rooms, fighter ring walk, tickets to upcoming boxing events and additional merchandise and prizes.

A dynamic performer who can do it all in the ring, 22-year-old Julian “El Camaron” Ramirez (14-0, 8 KOs) has taken the fight world by storm since turning pro in 2012, and with each bout, the anticipation to see him in action grows. At 4-0 in 2014, the Los Angeles southpaw got 2015 off to a rousing start with his dominant win over a tough veteran in Hidalgo, and he's eager to put on another show for LA FIGHT CLUB fans in August.

Mexico City's Hugo “Guerrero” Partida (21-5-2, 16 KOs) is expected by many to be the toughest test of the young Ramirez' career, and given the 24-year-old's power and experience, that may certainly be the case on August 6. Winner of four of his last five bouts, Partida has held the interim WBC FECARBOX title at 122 pounds, and a victory over Ramirez can put him on the right track toward world title honors.

Unbeaten in 19 professional fights, La Puente, Calif.'s Abraham “Chamaco” Lopez (18-0-1, 13 KOs) wants to start making his move to the elite level at 126 pounds, and despite a draw against Juan Carlos Martinez in March, the 27-year-old's fifth-round knockout of Alfred Tetteh in May proved that he's ready for that next step. Owner of wins over Gabriel Tolmajyan and Aaron Garcia, Lopez is looking forward to his next challenge.

Popular East LA prospect Roy “Pitbull” Tapia (10-0-2, 5 KOs) made his first LA FIGHT CLUB appearance in March, winning a hard-fought decision over Ali Gonzalez that kept his unbeaten record intact. On August 6, the 23-year-old super bantamweight wants to start a new knockouts streak, and he promises that whoever opposes him on fight night will be in for a rough battle.

Francisco Ochoa (1-0) of South Los Angeles is a new fighter looking to make his mark in the professional boxing scene. Ochoa made an impressive professional debut on March 27, 2015 after dominating opponent Misael Chacon at Quiet Cannon in Montebello, Calif. Ochoa, who was born in Mexico, trains out of the New Generation Boxing Academy in Lynwood, Calif. He began boxing at age 7, following in the footsteps of three older brothers. He started competing at age 8 and racked up 35 wins and two losses during his fiery amateur career. On August 6, Ochoa will look to continue his winning streak in his second professional bout at LA FIGHT CLUB.

LA FIGHT CLUB is a monthly boxing series that showcases the brightest stars in the sport and present these exciting matchups in a nightclub atmosphere with an original setup. The boxing ring will be set on the main floor of the Belasco Theater with on-camera standing room for fans in front of the ring similar to a concert pit, as well as reserved balcony and floor seats. Los Angeles' own DJ Ray of Big Boy's Neighborhood will spin music during the fights and fans will be able to dance and mingle with the fighters when the venue converts into a night club, in a VIP experience not matched by any promoter in the industry.

Media interested in attending the August 6 installment of LA FIGHT CLUB must be pre-approved for credentials. Credential applications will be available on Monday, July 6. Completed credential applications should be sent to credentials@mercuryllc.com by 5 p.m. on July 30. Media will not be credentialed on-site, no exceptions.

For more information visitwww.goldenboypromotions.com, www.belascous.com,www.FOXDeportes.com, follow on twitter at @GoldenBoyBoxing, @FoxDeportes, and become a fan on Facebook at www.facebook.com/GoldenBoyBoxing,www.facebook.com/TheBelascoLA,www.facebook.com/FOXDeportes visit us on Instagram at @GoldenBoyBoxing, @belascola and @foxdeportes, follow the conversation using #LAFIGHTCLUB.

WATCH RELATED VIDEOS ON BOXINGCHANNEL.TV

Comment on this article

COMMENTS

-admin :

David Haye dejará la escena lista -[url=https://es.wikipedia.org/wiki/David_Haye]David “Hayemaker” Haye (27-2, 25 KOs) escalará al cuadrilátero de la O2 Arena de Londres este sábado, para dirimir su segunda pelea después de una prolongada ausencia de los ensogados en combates oficiales que se extendió a tres años y medio. Quienquiera que apueste en su contra de cara a este pleito, no solo como el vencedor, sino además con un tempranero nocaut, estará menospreciando toda lógica, aunque podría recordar la noche del 21 de mayo como una de las más felices de su vida –monetariamente hablando– si el contrario del inglés, Arnold “La Cobra” Gjergjaj, materializa la gran sorpresa. Gjergjaj (29-0, 21 KOs) llega a suelo londinense con la ilusión por las nubes tras recibir una invitación de ensueño cortesía de un rival con cierto pedigrí. Kosovar de nacimiento y suizo de nacionalidad, el casi desconocido contrincante de Haye exhibe como cartas credenciales su récord inmaculado (que ya sabemos cuánto vale cuando se ha amasado frente a una dudosa oposición) y el haber servido en el pasado de compañero de sparrings del hasta hace poco campeón lineal de esta división de los pesados, el ucraniano Wladimir Klitschko, e igualmente de quien lo suplantara en el trono, el también británico Tyson Fury. La única razón para no tachar de inmediato la posibilidad de que La Cobra obre el milagro es el hecho de que estemos hablando de la categoría de mayor tonelaje en el boxeo profesional, en la que un descuido cuesta doblemente caro y cada golpe lleva tras de sí más de 200 libras de músculo y una fortaleza demoledora. No es su pegada, a juzgar por las estadísticas y el nombre de los contrincantes fulminados, la octava maravilla terrenal, pero tampoco es el mentón de su contrario una fortificación imbatida. David sabe lo que es morder el polvo de la derrota por la vía del cloroformo como púgil a sueldo y también en sus años de amateur. En 2004, dos calendarios después de haber debutado en el profesionalismo con 22 años, su compatriota Carl Thompson, por ese entonces ya cuarentón y lejos de su mejor versión (la que mandó al retiro a Chris Eubank), le ganó el pulso de la experiencia contra la juventud y lo dejó seminconsciente en el quinto asalto, salvado de males mayores gracias a que su esquina tiró la toalla. Y en la final del Mundial de Boxeo Aficionado Belfast 2001, frente al cubano Odlanier Solís, experimentó un desenlace similar: comenzó a todo tren dominando a su adversario (el caribeño recibió un conteo de protección en la primera fracción) y paulatinamente se dejó robar la iniciativa hasta que el referí se vio obligado a salir a su rescate en el tercer round (TKO-3) y Haye debió conformarse con la medalla de plata (su mejor resultado como amateur). Fuera de esa remota probabilidad de sorpresa –el golpe de suerte de Arnold– que, por respeto al contendiente menos dotado, no debe descartarse totalmente en los vaticinios precompetencia, el púgil residente en Suiza cuenta con tantas opciones de vencer y poner en el mapa boxístico la bandera helvética como las tienen los Raptors, en la actual final de la Conferencia Este de la NBA, de eliminar a LeBron James y el quinteto de los Cavaliers (ninguna). Por asumir más riesgos en este pronóstico, digamos que si Gjergjaj alcanza a disputar el tercer tercio de la trifulca será porque el favorito local decidió no apretar el gatillo a fondo desde la campana de apertura para sumar más minutos sobre el encerado y continuar quitándose el óxido de la inactividad. Los necesita, porque en su éxito previo de enero, en la misma sede de la capital del Reino Unido, el australiano nacionalizado croata Mark de Mori (30-2-2, 26 KOs) le duró en pie exactamente 131 segundos. Fue aquella reyerta una prueba más del imán taquillero que tiene el oriundo de la localidad londinense de Bermondsey (a pesar de que todavía muchos de sus compatriotas no le perdonan su decepcionante presentación, en julio de 2011, frente a Wladimir Klitschko). Su pelea con De Mori llenó la instalación y alcanzó un índice de teleaudiencia de 3,2 millones de hogares en Dave, el principal canal de entretenimiento con señal abierta de la poderosa compañía mediática UKTV. La previsible victoria de Haye a expensas de La Cobra continuará preparando la escena para un enfrentamiento con quien se ha convertido en el boxeador predilecto del país, Anthony Joshua, en un emparejamiento que movería millones de dólares y despertaría gran interés entre los aficionados, particularmente sus coterráneos. Haye, astuto en el arte de promocionarse como pocos en el gremio, ya lo tiene en la mirilla y en días recientes ha llegado a afirmar que el reto que supone Joshua, campeón olímpico superpesado (+ 91 kg) de Londres 2012 y actual monarca de la Federación Internacional (FIB), es mayor que el que representaría el estadounidense Deontay Wilder. Wilder, dueño del cinturón que reparte el Consejo Mundial (CMB) en la misma categoría, le acaba de hacer involuntariamente un favor a David. El mismo día de la reyerta del inglés en la O2 Arena (21 de mayo), se suponía que el norteamericano defendiese su corona ante el retador obligatorio de ese organismo, el ruso Alexander Povetkin, en Moscú. Pero el de casa recibió la notificación sobre un resultado positivo (meldonio) de una muestra de orina que entregó en abril, como consecuencia el choque fue pospuesto y ahora todos los reflectores que siguen la máxima división del boxeo se concentrarán en la urbe británica. A pesar de sus recientes declaraciones, no deben ser ni Joshua ni Wilder los invitados al show de Haye en su última confrontación de 2016. Primero que ellos, porque se lo ha ganado a fuerza de espectáculos y gritos de demente en conferencias de prensa y lugares públicos, está el también estadounidense Shannon “El Cañón” Briggs, quien no por coincidencia será uno de los protagonistas de la velada sabatina frente a un oponente aún por definirse (que al paso que van los organizadores, podría ser el primer ser humano con el que se tropiecen que sobrepase las 200 libras y esté dispuesto a jugarse el físico con el cuarentón de Brooklyn). Briggs (59-6-1, 52 KOs), que en diciembre soplará 45 velas en su pastel de cumpleaños, vio pasar su mejor momento como atleta hace un buen rato, pero se resiste a colgar los guantes y, aunque con Wladimir el numerito de los alaridos locos no le reportó ningún beneficio, David sí le ha prestado alguna atención y, todavía más, le ha facilitado un contrato de dos combates para que pelee bajo la égida de su propia compañía promotora (Hayemaker Promotions). El potencial duelo Haye vs. Briggs será un evento lamentable, más circense que deportivo, aunque, desgraciadamente, con ambos sabiendo venderse de la manera que lo hacen, atraerá un significativo número de curiosos que prestará oídos a los alardes del otrora Cañón. Primero que todo, claro está, el veterano neoyorquino tendrá que ganar el sábado mostrando que le queda un mínimo de explosividad y potencia en sus puños contra el don nadie que salga de la esquina opuesta.