Este sábado 4 de mayo en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, el mejor boxeador del planeta Floyd "Money" Mayweather arriesgará su foja invicta en 43 combates ante el mexicoamericano Robert "El Fantasma" Guerrero, un cuatro veces campeón mundial en diferentes categorías de peso, que llega a la pelea con una desventaja en las apuestas de 1-7.
Esa diferencia tan marcada en las apuestas indica solo una cosa, que los aficionados creen que el combate será desigual y que Robert Guerrero no representa un verdadero reto para el "Rey libra por libra" del boxeo.
Guerrero es el campeón mundial interino welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y contendiente obligatorio al título absoluto que posee Floyd Mayweather. Lo que convierte la pelea en la más natural que este último pudo haber conseguido.
Además de eso, Guerrero viene de propinarle una paliza a Andre Berto, un peso welter bien acreditado que es incluso más grande y más fuerte que Mayweather.
Aún con esta situación, los aficionados no parecen estar convencidos de que "El Fantasma" pueda ser un oponente legítimo y ello podría repercutir en las ventas del Pague-Por-Ver (PPV), el cual tiene un precio de $ 70 dólares (HD).
El evento semifinal de la cartelera es uno muy atractivo, en donde el mexicano Abner Mares buscará su tercer título en diferente categoría de peso, retando a su compatriota el campeón mundial pluma del CMB Daniel Ponce de León.
El pleito entre Ponce de León y Mares fue incluido desesperadamente en la cartelera luego de que la súper estrella Saúl "Canelo" Álvarez optara por llevar su pelea contra Austin Trout a otra fecha -al 20 de abril-.
Con esa decisión Álvarez intento por poner presión en un Mayweather que se ha reusado a darle la oportunidad de enfrentarle.
La salida del "Canelo" de la cartelera de este sábado significó la pérdida de entre 200 mil y 300 mil compras proyectadas para el llamado "May Day". Ponce de León y Mares le dan la oportunidad de recobrar un numero significativo.
Incluir mexicanos en una cartelera siempre ha sido una garantía en ventas. Robert Guerrero tiene raíces mexicanas y es bastante popular entre los aficionados al boxeo residentes en la unión americana. Los otros dos peleadores también lo son, pero no olvidemos que su impacto mediático no es tan grane.
La promoción del Maywetaher-Guerrero fue muy buena. Showtime ha dado lo mejor de sí para que su nueva figura tenga la atención que requiere toda celebridad. Ahora solo queda esperar a que los números en ventas respalden la inversión que se hizo para atraer a su señal a Floyd "Money" Mayweather, la cual fue bastante escandalosa.
Superar la barrera del millón tal vez sería suficiente, pero lo que se busca es al mejos igualar las cifras conseguidas en el Maywetaher-Cotto, las cuales fueron de 1 millón 500 mil compas.
Crédito Foto: Esther Lin, Showtime