Los Mayweather, ambos Floyd, uno con 60 años y el otro con 36, forman un dúo temible en el mundo del boxeo profesional. Padre e hijo. Entrenador y pugilista. Y la fórmula siempre ha funcionado bien... bueno, siempre que no existen rupturas entre estos dos apocalípticos personajes.
Pero bien. Lo cierto es que los dos Mayweather se han vuelto a unir para la pelea que el "Money" sostendrá el 4 de mayo de 2013 con el estadounidense de origen mexicano Robert "El Fantasma" Guerrero, en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada. En la bronca está en juego la faja mundial de peso welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).
Como su hijo Floyd Mayweather Jr. el veterano progenitor es como un viejo "lobo" que otea las ganancias millonarias a gran distancia, y sabe que su descendiente no por gusto es conocido con el seudónimo de "Money". Es un imán para el dinero... y en abundancia. Hasta junio de 2012, la reconocida revista de negocios Forbes le acreditó al Junior Mayweather ingresos de 85 millones de dólares. Ningún otro deportista profesional ganó tanto en similar período.
Ahora el padre, que conoce las artes del pugilismo y no es para nada un mal entrenador, regresa junto al hijo, ponen fin a sus diferencias (al menos momentáneamente), y ambos se preparan para obtener una buena tajada de un bien promocionado espectáculo que trasmitirá Showtime, y que según calculos debe generar no menos de 200 millones de dólares.
"Tuve que regresar junto a él (Floyd Mayweather Jr.)", resaltó Mayweather Sr. "Lo ví recibir demasiados golpes en su pelea con el puertorriqueño (Miguel) Cotto. Eso no está bien para un artista del boxeo como mi hijo", agregó.
"(Robert) Guerrero es un peleador muy peligroso. Es alto y fuerte. No podemos correr el riesgo de ir a los intercambios. Hay que boxearle. Floyd sabe cómo hacerlo, y sólo necesita a su lado a alguien que le recuerde el camino para llegar a esa maestría. Ese soy yo", fanfarroneó el progenitor de quien es considerado el mejor pugilista del mundo, libra por libra.
"Garantizo que la preparación de mi hijo para esta pelea es óptima. Y tenemos bien claro cómo vamos a asumir la pelea. Guerrero no tendrá la más minima oportunidad para ganar", subrayó.
Las divergencias personales entre los Mayweather motivaron una gran ruptura entre ambos, pero en vísperas del combate del 4 de mayo padre e hijo acordaron unirse nuevamente.
Este paso dado por ambos acrecienta los rumores sobre una inminente retirada de Floyd Mayweather Jr., quien permanence invicto (43-0-0, 26 KO's) y ha ganado ocho títulos del mundo en diferentes categoría de peso.
Expertos aseguran que esta unión de los Mayweather parece ser el paso que antecede a la despedida. De acuerdo con esos puntos de vista, ahora se juntan, para obtener una buena tajada, y después cada quien vuelve a tomar por su lado, una vez que el Junior decida colgar los guantes.
No obstante, otros analistas consideran que Floyd Myweather Jr. está reservando su adiós definitivo para el 2015 y que antes librará alguna batalla épica y... multimillonaria.