Se suponía que la pelea del el pasado sábado contra Julio "The Kidd" Díaz en Yorkshire, Inglaterra, sería una cómoda para mantener por buena senda el regreso del inglés Amir "King" Khan a la elite de la categoría junior welter, pero ocurrió todo lo contrario.
Amir Khan sufrió para agenciarse la victoria por decisión unánime en doce rounds sobre Julio Díaz, en pelea que se pactó en 143 libras, un peso que favoreció al segundo, ya que venía presentando problemas para marcar el límite del peso junior welter (140 libras).
Lo habían anticipado tanto Julio Díaz como su entrenador y hermano Joel Díaz, esta vez llegaría bien entrenado y sin problemas de peso, por lo que el público vería a un Julio diferente, con fortaleza y gran poderío, y así fue.
Cada vez que Díaz conectó pleno a Khan lo puso en piernas tambaleante, causando la sorpresa en los miles de aficionados que abarrotaron la Motorpoint Arena para ver el regreso de uno de los hijos pródigos de Inglaterra, luego de dos años de mantenerse en campaña en los Estados Unidos.
Desde el segundo round Julio Díaz comenzó a mandar avisos sobre las condiciones en las que había llegado al combate, y en el cuarto giro, con una ráfaga de tres golpes que culminó en gancho de izquierda, mandó a la lona al "King" Khan.
Amir Khan logró recuperarse de la caída y salió al quinto a moverse como le mandó Virgil Hunter, su nuevo entrenador, logrando impactar buenos golpes, todos ellos lanzados en movimiento.
A partir del sexo Khan pudo causar mayor daño a la humanidad de Díaz y ser más preciso. Y utilizando buenos recursos defensivos como el cambio de dirección, amarre y fintas, que no implementaba cuando estuvo bajo la batuta de Freddie Roach, sacó buenos dividendos.
Al final del round nueve, el inglés hizo tambalear a Díaz, pero éste trató de no demostrar debilidad y redefinió su planteamiento en la siguiente ronda para así arrollar a Khan.
En varias ocasiones durante los rounds diez y once, Julio Díaz lo tuvo al borde del nocaut, pero Khan había llegado muy bien preparado y mostraba una tremenda recuperación una vez que capeaba el temporal.
Parecía que Julio demolería a Khan en el último round, pero este último cerró muy fuerte para así recuperar una pelea que parecía que estaba perdida.
Al leerse las tarjetas de los jueces, que fueron de 114-113, 115-113 y 115-112 en favor de Khan, todo pasó a ser solo un susto.
Richard Schaefer, Gerente de Operaciones de Golden Boy Promotions y socio de Amir, reveló que los planes son que realice una pelea más de preparación antes de ir por una nueva oportunidad de título mundial, que podría ser en diciembre de este mismo año.
Crédito Fotos: Jon Super, AP | Scott Heavey, Getty Images