Mikey García elogia a Sergey Lipinets: Es más peligroso que Broner*-Para satisfacción de los amantes del boxeo, comienza a informarse el calendario boxístico de 2018, después de un año en el que nuevamente se concatenaron magníficos enfrentamientos, otros sin respaldo cualitativo y como punto culminante, la concreción de un espectáculo circense entre un boxeador y un especialista de Artes Marciales mixtas, el clímax de lo absurdo y el sinsentido, cuyo principal objetivo era propiciar ríos de dinero a los involucrados.
Entre las halagüeñas noticias que ya comienzan a propagarse en medios de prensa y redes sociales, está el pleito entre el estadounidense Miguel Angel García y el también imbatido kazajo Sergey Lipinets, señalado el 10 de febrero, en el Alamodome, de San Antonio, Texas, donde "Mikey" García (37-0-0, 30 KOs) intentará arrebatarle a "El Samurai" Lipinets (13-0-0, 10 KOs), el cetro súperligero de la Federación Internacional (FIB), que el europeo -radicado desde hace algunos en Beverly Hills, California-, consiguió por fallo unánime ante el japonés Akihiro Kondo, hace escasamente un mes atrás en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.
Para García, hijo de emigrantes mexicanos, el pleito tiene una significación especial, pues si conquista la victoria, elevaría a cuatro los títulos mundiales en divisiones diferentes, pues antes ostentó el pluma y el súperpluma de la Organización Mundial (OMB), estos dos en 2013, y el ligero del Consejo Mundial (CMB), conquistado en enero de este año, al noquear en el tercer asalto al zurdo montenegrino Dejan "Dinamita" Zlaticanin, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Independiente del resultado ante Lipinets, García retendrá la faja de las 135 libras por disposición de los directivos del CMB, ya que existen conversaciones muy avanzadas para que el norteño-azteca rivalice con el venezolano Jorge "El Niño de Oro" Linares, dueño de la corona del orbe, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB) y del denominado cinturón "Diamante del CMB.

"Quiero que Mikey García sea el próximo", expresó Linares después de vencer al inglés Luke Campbell en exigente pelea, el pasado 23 de septiembre, en el Forum, de Inglewood, California. Y su clamor tuvo eco unos días después en la Convención anual del CMB, efectuada en Bakú, Azerbaiyán, donde el organismo entre múltiple acuerdos decretó con carácter "obligatorio" (mandatorio) el combate.
Para García, como para cualquiera, primero es lo primero. Y en ese sentido debe enfocarse en su compromiso frente a Lipinets, quien no parte como favorito, pero exhibe potencia en sus puños y ha mejorado sus habilidades desde que reside en Estados Unidos, específicamente en Beverly Hills, California.
En su más reciente compromiso, García, de 29 años, venció unánime al estadounidense Adrien "El Problema" Broner, el 29 de julio, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York. Precisamente, el hablador Broner le ha servido a "Mikey" de referencia para elogiar las cualidades boxísticas de Lipinets.
"Pienso que (Lipinets) es más peligroso que Adrien Broner", dijo el nacido en Ventura y radicado en Moreno Valley, ambas ciudades de California, durante una conferencia de prensa en Los Angeles. "Broner sin lugar a dudas es más talentoso si analizamos habilidades y condiciones atléticas de uno y otro".
Igualmente, García expresó que Lipinets supera en pegada a Broner, quien lo aventaja en experiencia, es muy rápido de manos, pero eminentemente defensivo, en tanto el europeo sale a forzar el combate desde el inicio hasta el último asalto y exhibe puños muy pesados. "Es alguien con el que no puedo descuidarme", afirmó.
García, quien anestesió a 17 rivales, todos antes del sexto asalto, en sus primeras 21 peleas profesionales, tuvo un retiro temporal de 30 meses entre enero de 2014 y julio de 2016, por discrepancias con la promotora Top Rank, empresa que guiaba su carrera en aquellos tiempos.
Resuelto los problemas contractuales, que llegaron hasta las cortes, "Mikey" García retornó al cuadrilátero con nocaut técnico en el quinto asalto ante el dominicano Elio "El Kid" Rojas, el 30 de julio del pasado año, en el Barclays Center, donde envió a la lona al caribeño par de veces en el tercero y otras dos más en el quinto, antes que el árbitro Harvey Dock pusiera fin a la carnicería, después de dos minutos de combate en esa fracción.
"Mikey Garcia es un excelente boxeador y posee un gran pedigrí proveniente de una familia del boxeo", dijo Lipinets por intermedio de su manejador Alex Vasefeld. "Respeto a los que entran al ring conmigo, ya que todos poseen buenas cualidades boxísticas y un plan específico para derrotarme, como también ocurre con García. Pero veremos cuando Mikey reciba mis golpes a ver cómo maneja la situación y si es capaz de resistirlos".

También en Canal de Boxeo:*Conor McGregor riposta: “Quiero una pelea de verdad”

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.