Golovkin, Canelo, Saunders, Jacobs y otros ... hierve la división mediana -Tras el convincente triunfo por fallo unánime -ligeramente opacado por innecesarias excentricidades- del inglés Billy Joe Saunders ante el canadiense David Lemieux, el invicto monarca mundial de la división mediana continuó su cruzada para enfrentar a una de las dos figuras de mayor realce en la división: el kazajo Gennady Golovkin y el mexicano Saúl Alvarez.
Una lección de boxeo, de altos kilates en cuanto rapidez y movilidad, ofreció "SuperB" Saunders (26-0-0, 12 KOs) ante Lemieux (38-4-0, 33 KOs), convertido en un blanco fácil para las veloces manos del británico, debido a que el púgil local se movió en forma recta hacia adelante, e igualmente sin una guardia efectiva que fuera capaz de bloquear los constantes y certeros jabs de su oponente, que en ocasiones combinaba con precisos rectos de zurda, e inmediatamente salía de la zona de peligro.
Mientras Saunders con su vertiginoso desplazamiento imponía el ritmo del combate, Lemiuex, también de 28 años, lucía desconcertado, lanzando golpes que se perdían en la inmensidad del cuadrilátero, sin poder impactar en la anatomía del monarca, quien por momentos ofrecía la espalda a su oponente, al tiempo que lanzaba palabras y gesto a los fanáticos, que le respondían con rechiflas y gritos de desaprobación a sus injustificadas payasadas.
Finalizada la reyerta, Saunders insistió, como lo viene haciendo hace semanas, en que está listo para enfrentar a "Canelo" Alvarez o Gennady Golovkin si el barco de las negociaciones se hunde en el océano de las exigencias y no llega al puerto que tenga el respaldo de ambos púgiles. Por lo pronto, el grupo negociador insiste en que el 5 de mayo venidero habrá revancha, sin sede definida aún, con el propósito de dilucidar el empate del 16 de septiembre, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.
Es una hipotética aspiración de Saunders, que no resulta descabellada en modo alguno, porque el promotor Oscar De La Hoya ha asegurado que el británico, dueño de la corona de la OMB, figura en el tope de una lista de rivales potenciales para chocar contra el pelirrojo azteca, si caen por el barranco las conversaciones con los representantes de "Triple G".
Y como no quiere perder oportunidad de contender frente al binomio de mayor relevancia de las 160 libras, Saunders también ha dirigido su metralla verbal hacia Golovkin, con la esperanza de que si no es uno, sea el otro.
"Golovkin afirmaste que querías mi título de la OMB cuando yo estaba fuera de forma, pesaba 196 libras y había perdido momentáneamente mi amor por el boxeo", dijo Saunders en una entrevista en BT Sports. "Pues si querías pelear conmigo entonces, hazlo ahora y verás que la historia será diferente, porque te aseguro que tus golpes solo impactarán el aire fresco del ring".
Pero Saunders no es el único "peso pesado" que aspira a cruzar guantes contra el azteca o el kazajo. Entre los aspirantes confesos de mayor abolengo están los estadounidense Daniel "El Hombre del Milagro" Jacobs (32-2-0, 29 KOs) y el imbatido Demetrius "Boo Boo" Andrade (25-0-0, 16 KOs), ambos presentes en el duelo Saunders-Lemieux, el 16 de diciembre, en la Place Bell, de la ciudad canadiense de Laval.

A inicios de año, Jacobs,de 30 años, sucumbió por fallo unánime ante Golovkin en el legendario Madison Square Garden, en tanto Andrade, de 29, se impuso por idéntica vía al igualmente norteño Alantez "SlyAza" Fox, en Verona, también en la Ciudad de los Rascacielos.
Ex monarca mundial de la OMB y de la Asociación Mundial (AMB) en las 154 libras, Andrade aseguró que "puedo pelear con Triple G en febrero o marzo, si fracasan los acuerdos con Canelo. Me gustaría probar mis habilidades ante Golovkin. Pero ahora en 160 Canelo no podrá huir de mí", dijo durante su estancia en Canadá.
En este selecto grupo no es descabellado incluir al invicto gemelo Jermall Charlo (26-0-0, 20 KOs), quien en su debut en los medianos anestesió en el cuarto asalto al argentino Jorge S. Heiland, en julio, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde derribó al sudamericano también en el segundo episodio. Charlo, de 27 años y oriundo de Richmond, Texas, abandonó la faja de las 154 libras, correspondiente a la FIB, para probar suerte en la categoría inmediata superior.
Aparecen en una peldaño cercano, pero ligeramente inferior, los también estadounidenses Garry O´Sullivan (27-2-0, 19 KOs) y Antoine Douglas (22-2-0, 16 KOs), el primero verdugo del segundo en siete asaltos, en la misma velada del Saunders-Lemieux. Igualmente resaltan en los medianos, el japonés Ryota Murata -monarca regular de la AMB- y el camerunés residente en Francia Hassan N´Dam (36-3-0, 21 KOs), quienes chocaron par de veces este año, con triunfo para el africano por decisión dividida en la primera reyerta y unánime para el asiático en la revancha, que le sirvió para recuperar el título.

También en Canal de Boxeo:*Saunders defiende con éxito su corona y bolsa ante Lemieux

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.