Atlantic City.-Una inesperada caída en el primer asalto, hizo pasar un susto al campeón mundial ruso Sergey Kovalev, quien venció por nocaut técnico en el segundo asalto al australiano Blake Caparello, el 2 de agosto en el Hotel y Casino Revel de Atlantic City, Nueva Jersey.
Con la victoria, "El Triturador" Kovalev ( 25-0-1, 23 KOs) retuvo el título semipesado de la Organización Mundial (OMB), que ostenta desde el pasado año y había defendido en par de ocasiones.
Desde el campanazo inicial y sin preocuparse por la defensa, Kovalev, de 31 años, salió en busca de "El Capo" Caparello (19-1-1, 6 KOs), un zurdo que se mantenía invicto, pero sin enfrentar a rivales de consideración.
Aprovechando que el europeo se encontraba fuera de balance y permanecía extremadamente confiado, Caparello, de 27 años, derribó a Kovalev en el último minuto del asalto inicial. Más sorprendido que afectado, el monarca se levantó sin dificultad, esperó la cuenta protectora delárbitro Sparkle Lee y concluyó la fracción al ataque.
"Era obvio que estaba fuera de balance", dijo Kathy Duva, promotora de Kovalev. "Cuando lo vi caer en el primer round me di cuenta que no estaba totalmente enfocado. Considero que eso es parte de la presión del combate".
En el segundo, Kovalev buscó sin cesar a Caparello y con un recto de derecha a la zona hepática, obligó al retador a poner una de sus rodillas sobre el tapiz. Así permaneció, visiblemente adolorido, casi hasta el cierre de la protección.
Tras el conteo, Kovalev salió nuevamente en busca de su oponente y con una combinación de varios golpes puso en malas condiciones al zurdo australiano, quien requirió otra protección de Lee.
A continuación hubo otro demoledor ataque de Kovalev, que condujo al fin de las acciones de la oficial Lee ante la incapacidad de Caparello de ofrecer resistencia y se encontraba en riesgo de recibir un inminente castigo que podría hacer peligrar su salud y su futuro.
Trece nocauts consecutivos y un empate es ahora el saldo de los más recientes pleitos de Kovalev, quien escogió a Caparello como alternativa, después de infructuosos intentos de unificar con el haitiano-canadiense Adonis Stevenson, monarca del Consejo Mundial (CMB).
Nacido en Rusia y residente en la ciudad floridana de Forth Lauderdal desde que dio al salto al profesionalismo, Kovalev arrebató el cinturón semipesado al galés Nathan "Clev" Cleverly, el 17 de agosto de 2013, en Cardiff, Gran Bretaña.
Sin inmutarse por los ensordecedores gritos de respaldo a su rival, "El Triturador" anestesió en el cuarto asalto a Cleverly, quien antes del desenlace fue a la lona en el segundo y tercer rounds durante la sexta defensa de su título.
"Kovalev es uno de los boxeadores con mayor pegada, pero Caparello se incluye entre los que poseen el boxeo más puro en las 175 libras", había expresado el promotor Lou DiBella. "Será el clásico pleito entre un pegador y otro que tiene habilidades para obligar a Kovalev a hacer grandes ajustes".
Caparello, de 27 años, había firmado contrato a inicios de este año con DiBella. Pocos días después, en el debut del australiano en Estados Unidos, derrotó al estadounidense Elvir "Kosovo Kid" Murigi, el 31 de enero, en West Orange, Nueva Jersey.