Shelton.-Utilizando con gran efectividad su mano derecha, el ex campeón mundial español Gabriel Campillo rompió el invicto del prometedor púgil estadounidense Thomas Williams Jr. el 1 de agosto en el hotel y casino Little Creek, de la ciudad de Shelton, en el estado de Washington.
"Chico Guapo" Campillo (24-6-1, 11 KOs), quien se presentó en excelentes condiciones físicas, abrió una herida en el párpado izquierdo del también zurdo y llamado "Mandamás" Williams (17-1-0, 12 KOs), muy efectivo en los inicios, pero disminuido a partir del tercero asalto, cuando ocurrió el corte.
Los dos primeros asaltos fueron idénticos, con Williams Jr. moviendo su torso hacia los laterales e impactando con ambas manos en el cuerpo y el rostro del ibérico, quien no lograba descifrar los zigzagueantes movimientos de su oponente.
En el tercero, Williams Jr. salió fogoso en busca de Campillo. Después de varios intercambios fuertes, con dominio alterno, el español logró pegar en repetidas ocasiones con su mano derecha. Entonces comenzó a brotar sangre del párpado izquierdo y la nariz de Williams Jr. Ese sería el principio del fin.
Acostumbrado a ganar con relativa facilidad sus peleas anteriores, para Williams Jr. la herida se convirtió en una preocupación que le hizo cambiar su estilo de pelea. En lo adelante, el norteño intentó evitar los intercambios y corrió por todo el cuadrilátero, mientras Campillo insistió en impactar en la zona afectada y se adueñaba de las acciones.
A punto de comenzar el sexto asalto, el árbitro Ray Corona indicó a Campillo que fuera a una esquina neutral, en tanto solicitó al médico de turno que revisara la herida de Williams Jr.
Tras la revisión, el galeno dictaminó que era preciso detener el pleito en previsión de evitar males mayores para el estadounidense, quien de inmediato y completamente contrariado intercambió palabras con el comentarista Teddy Atlas, quien se encontraba sentado en una mesa cercana al ring.
Con amplia experiencia en los trajines boxísticos, Atlas le ofreció innumerables consejos a Williams Jr., de 26 años, reiterándole que el revés es parte del deporte y lo más importante es tener mente positiva y prepararse para el futuro.
Campillo, de 35 años, había conquistado la corona semipesada de la Asociación Mundial (AMB), por decisión mayoritaria frente al argentino Hugo Hernán "Pigu" Garay, el 20 de junio de 2009, en Santa Fé, Argentina.
La defendió con éxito dos meses después ante el kazajo Beibut Shumenov, el 15 de agosto en Astana, Kazajstán. Pero en enero del siguiente año, Shumenov le arrebató el cetro a Campillo en la revancha, por una controversial decisión dividida, en el hotel y casino Hard Rock, de Las Vegas, Nevada.