Las Vegas.-El ex campeón mundial estadounidense Brandon Ríos y el argentino Diego Cháves se enfrentarán el sábado 2 de agosto en el hotel Cosmopolitan de Las Vegas, donde el duelo servirá de trampolín para entrar en carrera por una corona de la división welter.
Después de varios días de incertidumbre, finalmente "La Joya" Cháves (23-1-0, 19 KOs) llegó a la Ciudad del Pecado, tras recibir el visado de las autoridades estadounidenses, que tuvieron demoras de casi 400 mil solicitudes por el mal funcionamiento de sus equipos tecnológicos.
Sin deshacer su equipaje y luego de un viaje de 15 horas, que tuvo escala en Houston, Cháves, de 28 años, fue directo al control antidoping sanguíneo, que impone a los contendientes la Comisión Atlética de Nevada.
Chaves viene de anestesiar en el tercer asalto a su coterráneo Juan Alberto Godoy, el 15 de febrero en Saladillo, Buenos Aires.
Siete meses antes, Cháves sucumbió por nocaut en el décimo capítulo ante el estadounidense Keith Thurman, en el AT T Center, de San Antonio, Texas, donde perdió el título interino welter de la Asociación Mundial (AMB).
En esa reyerta, que significó el único revés de su carrera, Cháves fue a la lona en el noveno y el décimo episodios. En su favor es preciso resaltar que el sudamericano combatió de igual ante Thurman durante casi todo el pleito.
"Bam Bam" Ríos (31-2-1, 23 KOs) salió derrotado en las dos últimas peleas. En la más reciente, el filipino Manny "Pac-Man" Pacquiao lo venció por unanimidad en la Cotai Arena, del hotel y casino Venetian, de Macao, China. El asiático conquistó la faja vacante welter Internacional de la Organización Mundial (OMB).
Luego del enfrentamiento, Ríos arrojó positivo a methylexanamine en la prueba de dopaje, realizada por la Asociación Voluntaria de Antidopaje (VADA, siglas en inglés). Esa sustancia comúnmente se utiliza como descongestionante nasal y es considerado un vasodilatador que promueve mayor ritmo cardíaco y presión sanguínea.
Previamente, Ríos también cayó en pelea revancha ante su compatriota Mike Alvarado, el 30 de marzo de 2013, en el Mandalay Bay Resort, de Las Vegas, donde disputaron el cinturón interino superligero de la OMB.
Ríos, también de 28 años como Chaves, se había impuesto a Alvarado por nocaut técnico en el séptimo asalto, el 13 de octubre de 2012, en el Home Depot Center, de Carson, California. El duelo fue considerado entre los mejores del año.
"Esta pelea frente a Diego Cháves es de vida o muerte para mí", dijo Ríos. "Y voy a luchar con todas mis fuerzas para seguir vivo y mantenerme en el boxeo".