Beijing.- Los boxeadores profesionales de China acaban de concluir un mes marcado por las victorias de todas sus figuras de renombre.
Antes de iniciar un breve repaso de estos triunfos, es oportuno ubicar las expectativas en su justo lugar y acotar que se habla de una nación en la que el deporte de los puños, conocido como "boxeo occidental", se reinstauró oficialmente como actividad deportiva en marzo de 1986 y los primeros resultados internacionales en los cuadriláteros aficionados tardaron casi dos décadas en llegar.
Por consiguiente, cuando se habla de resultados relevantes del pugilismo rentado en China no debe pensarse en grandes potencias como Estados Unidos, México, Cuba y Puerto Rico, ni tan siquiera establecerse un paralelo con otros países asiáticos con tradición y un significativo número de aficionados, como son los casos de Japón, Filipinas y Tailandia.
Resultados son, en este caso, victorias..., y eso fue lo que hicieron el séptimo mes del año los principales exponentes del Arte de Fistiana en el gigante asiático: eslabonar un éxito tras otro.
Zou Shiming, doble campeón olímpico (Beijing 2008 y Londres 2012; bronce en Atenas 2004), se colocó a las puertas de un combate por uno de los cinturones de la división mosca (112 libras) con su dominante presentación del 19 de julio, en la Arena Cotai del Casino Resort Venetian de Macao.
El indiscutible número uno del pugilismo en China, que suma a sus dos oros en torneos bajo los cinco aros, la triple corona en mundiales aficionados (Mianyang 2005, Chicago 2007 y Bakú 2011), rebasó con éxito su primera prueba a 10 asaltos y se impuso por fallo unánime (97-93, 99-91 y 99-91) al aguerrido colombiano Luis De la Rosa (23-4-1, 13 KOs).
El ídolo de Zunyi, en la provincia de Guizhou, mostró significativos progresos técnicos y se mantuvo imbatible en su quinta aparición en un encordado como profesional (5-0-0, 1 KO). Zou, uno de los discípulos de Freddie Roach en el Wild Card Gym de Los Ángeles, se alista ahora para intervenir en la cartelera boxística del 22 de noviembre, séptima que organizará Bob Arum y su Top Rank Promotions en la región china de Macao.
El chino tendrá por segunda vez en su carrera el privilegio de boxear como telonero del legendario Manny Pacquiao, quien ha pactado para esa fecha la primera defensa de su cetro wélter de la Organización Mundial (OMB) ante el invicto estadounidense Chris Algieri.
Aunque la aspiración de Zou (33 años) era convertirse en monarca del planeta en su división en el presente calendario, la posibilidad parece remota pues los reyes de las 112 libras, el mexicano Juan Francisco Estrada por la Asociación Mundial (AMB) y la OMB, el japonés Akira Yaegashi por el Consejo Mundial (CMB) y el tailandés Amnat Ruenroeng por la Federación Internacional (FIB) ya tienen compromisos para antes de que concluya 2014 (los tres en septiembre).
En medio de la incertidumbre sobre quién será el próximo obstáculo a rebasar, lo único seguro es que el chino y su apoderado, Bob Arum, buscarán una refriega que sea avalada como eliminatoria, presumiblemente por la FIB, y que deje la escena lista para un potencial duelo Ruenroeng-Shiming, una revancha del encuentro semifinal de los XVI Juegos Asiáticos Guangzhou 2010 donde el tailandés cargó con la derrota.
En la misma noche macaense del 19 de julio, bautizada como "Campeones de Oro", refrendaron su condición de invictos otros tres peleadores chinos que se mantienen ascendiendo en los rankings de sus divisiones.
El primer boxeador profesional de Hong Kong, Rex Tso (14-0-0, 9 KOs), destrozó en cinco rounds al indonesio John Bajawa (12-7-0, 6 KOs) y escaló posiciones en los escalafones supermosca (115 lb.) del CMB y la OMB. Tso, de 27 años, también debe encontrar un espacio en la cartelera del próximo 22 de noviembre en Macao, sede que lo ha visto con el brazo en alto en sus últimos cinco combates.
Ik Yang (16-0-0, 11 KOs), oriundo de Dalian, en Liaoning, igualmente se mantuvo imbatible tras su reyerta en la Arena Cotai. Yang (29 años), quien reside en Anyang, Corea del Sur, despachó por la vía del cloroformo en la tercera fracción al tailandés Rachamongkol Sor Pleonchit (14-9-0, 6 KOs), en reyerta de las 135 libras (ligero).
El tercer chino que mantuvo el paso triunfal en Macao fue el orgullo de los aficionados de Las Vegas de Asia, Kuok Kin Ng (5-0-0, 2 KOs). El macaense, de solo 23 años, se llevó la votación unánime de los jueces (59-55, 60-54 y 60-54) frente al neozelandés Beau O´Brien (4-1-1, 1 KO).
Una fecha antes de las victorias de Zou Shiming, Rex Tso, Ik Yang y Kuok Kin Ng, el 18 de julio, debutó en San Francisco, Estados Unidos, quien tal vez sea el boxeador más imponente del momento por su físico descomunal. Taishan Dong se estrenó en la división de los mastodontes (+200 lb.) con nocaut a expensas del estadounidense Alex Rozman (2-7-0, 1 KO).
El Goliat de Gansu mide nada menos que 2 metros 13 centímetros (7 pies) y alcanza las 287 libras (130kg) de puro músculo. John Bray, otrora contendiente de los pesados y ahora convertido en entrenador, se encarga de pulir a este diamante en bruto de 26 años, que según sus allegados y sparrings, posee una pegada demoledora con ambas manos.
Por último, el pasado 25 de julio el exmonarca paja del CMB, Xiong Zhaozhong, sumó su segundo éxito consecutivo desde que cediera su faja ante el mexicano Oswaldo "Gallito" Novoa. Xiong (24-5-1, 14 KOs) fulminó en el noveno round al desconocido indonesio Jack Amisa (20-31-2, 14 KOs), en pleito efectuado en la ciudad de Changsha, Hunan.
El diminuto Xiong Zhaozhong (1,52m, 5 pies), primer y único campeón mundial del pugilismo rentado de su país, tendrá una nueva oportunidad de agenciarse un título el próximo 25 de noviembre. En Monte Carlo, Mónaco, el chino (31 años) cruzará guantes con el sudafricano Hekkie Budler (26-1-0, 9 KOs), mandamás de las 105 libras por la AMB y la menos relevante Organización Mundial (OMB). Puede que se trate de la última gran ocasión para que el oriundo de Kunming haga historia, esta vez, enfrentándose a un rival que partirá como claro favorito para revalidar su sitial de honor.
Después de un meritorio mes de julio, en el programa de eventos de agosto sobresalen dos enfrentamientos entre los que protagonizarán los boxeadores de China. Ik Yang vuelve a la carga el día 26, esta vez en Shanghai, para medirse al tailandés Sukkasem Kietyongyuth (13-2-0, 8 KOs). Tres semanas antes (8 de agosto), debutará en Fallon, Nevada, otro representante del gigante asiático en la división máxima del boxeo, Zhang Zhilei.
Zhang (31 años), medallista de plata en la categoría de los supercompletos en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y dos veces bronceado en campeonatos del mundo (Chicago 2007 y Milán 2009), ha despertado interés entre los promotores por la experiencia que acumuló como amateur y la velocidad que posee para la división no obstante su complexión física (1,98m y 245 libras). El nacido en la ciudad de Zhoukou, provincia de Henan, tiene como asesor en su equipo Dynasty Boxing nada menos que al cuatro veces rey de los pesados, Evander Holyfield.