Macao.-Solo habían pasado algunos minutos desde la espectacular victoria del doble campeón mundial Guillermo Rigondeaux frente al veterano tailandés Sod Kokietgym en Macao, cuando el zurdo caribeño lanzó un reto al mexicano Leo Santa Cruz.
"Llegó la hora para Leo Santa Cruz", dijo Rigondeaux tras noquear en el primer asalto a Kokietgym, en la sala Cotai, del hotel y casino Venetian, en Macao, China, donde ratificó su formidable rapidez y pegada.
Con su victoria, el invicto Rigondeaux (14-0-0, 9 KOs) retuvo por quinta ocasión el cinturón supergallo de la Asociación Mundial (AMB) y por segunda el de la Organización Mundial (OMB). Kokietgym disminuyó su récord a 63 victorias, 28 por KO, con tres derrotas y un empate.
"Terremoto" Santa Cruz declaró hace pocos días que su manager le había comunicado la real posibilidad de ser incluido en la megacertalera del 3 de septiembre en Las Vegas, que tiene como plato principal la revancha del estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el argentino Marcos Maidana y será transmitida por el pago-por-evento.
"Todavía no hay oponente, pero estoy listo para cualquiera que me pongan delante y daré a los aficionados una gran actuación", expresó el también invicto Santa Cruz (27-0-1, 15 KOs), monarca de las 122 libras de la Federación Internacional (FIB).
Y entre los oponentes que le gustaría enfrentar Santa Cruz, de 25 años, mencionó a Rigondeaux.
"Ojalá pudiera pelea con el ganador del Martínez vs Frampton, pero también están Scott Quigg o Guillermo Rigondeaux", añadió Santa Cruz. "Cualquiera que quieran los fans, yo estoy preparado".
El español Kiko Martínez y el irlandés Carl Frampton se enfrentarán el 6 de septiembre, en Belfast, Irlanda del Norte, por lo que están descartados para vérselas con Santa Cruz en la velada del 3 de septiembre.
Pero Rigondeaux fue tajante y no dejó margen a dudas sobre su intención de unificar los títulos de la categoría supergallo.
"Me siento frustrado de que Leo Santa Cruz y Kiko Martínez, los otros campeones de la división, no quieran pelear conmigo", precisó Rigondeaux. "¿Cómo pueden llamarse campeones y no querer enfrentarme?".
La compañía Caribe Promotions que rige los destinos de Rigondeaux confirmó que dedicará todos sus esfuerzos para iniciar conversaciones con los representantes de Santa Cruz, a fin de que pueda lograrse la unificación de los títulos entre los dos campeones.
"Nuestro campeón está dispuesto a subir al ring contra el que sea, pero queremos sobre todo a Leo", dijo Boris Arencibia, presidente de Caribe Promotions. "Ojalá podamos regalarles esta pelea a los fanáticos. Todos la quieren y Rigo más que nadie".
De acuerdo con Arencibia, el grupo de Rigondeaux se reunirá en breve para trazar la estrategia de la próxima etapa en la carrera del zurdo cubano, que incluye nuevos vínculos promocionales y su inmediato rival, aunque el virtuoso peleador de la oriental provincia de Santiago de Cuba y ahora residente en Miami, ha reiterado que su principal objetivo es Santa Cruz.
Las cartas están sobre la mesa. Leo Santa Cruz y Rigondeaux afirman que desean pelear. Ojalá no aparezcan obstáculos que impidan verlos frente a frente sobre el ring. Y si es una fecha tan cercana como el 3 de septiembre, mucho mejor.