Dolorosamente para los amantes del boxeo, el talentoso doble campeón mundial Andre Ward parece que no regresará al cuadrilátero en una fecha inmediata, debido a un largo litigio contractual con su promotor Don Goossen y en el que ambas partes mantienen su intransigencia.
Conocido por el sobrenombre de "El Hijo de Dios", Ward perdió hace pocos días la segunda parte de la batalla jurídica, al declarar Andy Foster, árbitro designado por la Comisión Atlética del Estado de California (CSAC, siglás en inglés) que el contrato establecido entre el púgil y Goossen tiene validez hasta noviembre 8 de 2016.
Antes de dar las conclusiones, Foster escuchó los argumentos de las dos partes el 9 de abril, pero ese día Ward no se presentó y dejó en manos de sus representantes legales la defensa del caso, cuyo objetivo es romper los vínculos con Goossen.
"Es hora de sentarnos con Andre y sus asesores, dejar a un lado nuestras diferencias y concentrarnos en que regrese a combatir", dijo Goossen al conocer la decisión del mediador Foster. "Andre y yo hemos triunfado juntos y no hay razón para que no lo hagamos nuevamente porque como equipo logró ubicarse entre los mejores del mundo, solo superado por Floyd Mayweather Jr.".
Pero Ward y sus abogados consideran que la decisión de la CSAC no significa el fin del conflicto, pues esperan la respuesta de una demanda radicada en contra de Goossen en la Corte Superior de California.
"Esto no es el final de la lucha de Andre para defender lo que él sabe que es correcto, sino más bien el principio", dijeron en una declaración conjunta Josh Dubin y James Prince, abogado y manager de Ward, respectivamente. "La decisión del CSAC sólo ha fortalecido su determinación".
En el comunicado del grupo de Ward se precisa que "desde el principio y por alguna razón inexplicable la CSAC se ha inclinado continuamente para favorecer a un promotor (Goossen) que ha tenido grandes ventajas de Andre y su carrera".
La nota señala, además, que la demanda establecida por el boxeador contra Goossen y su compañía promocional en la Corte Superior de California "continúa avanzando", ya que es el lugar correcto para dirimir la disputa.
Ward sustentó la solicitud para concluir su convenio con Goossen, apoyándose en los contratos de servicio personal que recogen las leyes de California y que limitan a siete años los vínculos entre empleadores y empleados.
El pacto contractual entre el promotor y el púgil se firmó por primera vez en diciembre de 2004, unos meses después que Ward ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en Atenas.Nuevamente en abril de 2011, Ward estampó su rúbrica en un acuerdo de extensión con Goossen por tres años, mediante el cual el peleador recibió un bono ligeramente superior al medio millón de dólares, según informó ESPN.com.
Pero en junio del pasado año durante la mediación del arbitraje, ambas partes aceptaron que el acuerdo no tuvo efecto hasta el 8 de septiembre de 2012, cuando Ward anestesió a Chad "El Malo" Dawson, después de mantenerse alejado del encordado durante nueve meses como resultado de una lesión y posterior intervención quirúrgica en el hombro derecho.
Sin embargo, en diciembre último Goossen solicitó a la Comisión de Arbitraje que Ward debía estar bajo contrato por otros 16 meses debido al tiempo perdido por lesiones, así como la negativa del boxeador a efectuar una nueva pelea.
Aunque los representantes de Ward dijeron que no reconocían la autoridad de la Comisión, insistieron en que cualquier extensión no debía sobrepasar los seis meses.
La decisión de Foster de extender el contrato por 14 meses es una clara victoria para Goossen y un duro revés en las intenciones de Ward de liberarse de la relación profesional con el promotor.Ward no pelea desde noviembre de 2013 cuando se impuso por unanimidad al dominicano Edwin "La Bomba" Rodríguez, en Ontario, California, donde defendió con éxito y por sexta ocasión el cinturón supermediano de la Asociación Mundial (AMB).
Obtuvo la corona del orbe al derrotar en el undécimo round al danés Mike "El Guerrero Vikingo" Kessler, el 21 de noviembre de 2009, en la Oracle Arena, de Oakland, California, su actual sitio de residencia.
Dos años después, el invicto Ward unificó el cetro con el del Consejo Mundial (CMB), al doblegar por fallo de los jueces al británico Carl "La Cobra" Froch, el 17 de diciembre de 2011, en Atlantic City, Nueva Jersey.