Los Ángeles.-Después de un recorrido que incluyó cuatro estados y Washington, la capital estadounidense, el campeón mundial Floyd Mayweather Jr. y el argentino Marcos Maidana concluyeron con nuevos recriminaciones la gira promocional en el Pershing Square, de la ciudad de Los Ángeles.
Ambos pugilistas y sus séquitos se presentaron el lunes 14 de julio en la populosa zona del Times Square de Nueva York. Y continuaron el periplo de ese día por el Constitution Hall, de Washington, Distrito de Columbia.
En la siguiente jornada, visitaron el Auditorium Theatre de Chicago (Illinois), en tanto el miércoles lo hicieron en el parque Six Flags Fiesta, de San Antonio (Texas).
El cierre del las presentaciones ocurrió el jueves en el Pershing Square, de Los Ángeles, California, donde como grandes estrellas del firmamento actual desfilaron por una alfombra roja. Pero allí tampoco faltaron los roces, insultos y descalificaciones.
Hubo de todo en el recorrido. Desde los clásicos improperios y ofensas hasta empujones en la presentación en San Antonio, Texas, que no llegaron a mayores por la rápida intervención de guardaespaldas y entrenadores.
También, como era lógico, cada uno señaló que saldrá victorioso en la revancha, prevista el 3 de septiembre, nuevamente en la majestuosa sala Garden, del hotel y casino MGM Grand de Las Vegas, en otra velada que será transmitida por el pago-por-evento tal como ocurrió hace dos meses.
"Será como el partido de fútbol entre Alemania y Argentina (que ganaron los teutones 1-0 en tiempo extra en el Mundial disputado en Brasil)", dijo Mayweather Jr. Y preguntó: "¿Alguien tiene una camiseta de Alemania?", dando por sentado que su rival sería el derrotado por ser oriundo de la nación sudamericana como sus coterráneos futbolistas.
Mayweather Jr. se refirió a los guantes que quiso utilizar "El Chino" Maidana en el primer compromiso y que rechazó por considerar que habían sido modificados para dañarlo.
"Esto es boxeo, no pelea a puño limpio", añadió el monarca welter de la Asociación Mundial (AMB) y del Consejo Mundial (CMB). "Basta recordar lo que cierto boxeador mexicano quiso hacer cuando trató de usar sus propios guantes" (en referencia a las vendas utilizadas por Antonio Margarito, previo a su pelea frente Shane Mosley, el 24 de enero de 2009, y que provocó le revocaran por un año las licencias al púgil azteca y su entrenador Javier Capetillo).
Insistiendo sobre el tema, el mejor libra por libra del mundo señaló que "se trata de mi seguridad. Mi seguridad es primero y la seguridad de Maidana debería ser primero. Tengo 4 hijos maravillosos a quienes amo. Y tengo una vida después del boxeo".
Por su parte, el sudamericano refutó enérgicamente las insinuaciones de Mayweather Jr.
"El tema guantes hizo una diferencia en la última pelea. Los que yo utilizo habitualmente son aptos para mis manos y son más cómodos", expresó Maidana. "Pero los que me vi obligado a usar, no eran cómodos. Pero esta vez voy a ganar con cualquier guante que me ponga, porque quiero hacer historia".
Maidana insistió que el objetivo de Mayweather era hacerlo enojar para que perdiera la calma y en consecuencia la concentración para el trascendental pleito. "Quiere tener la sartén por el mango", explicó Maidana. "Pero sus comentarios no me afectan en absoluto. Puede decir lo que quiera de mí. El sabe que yo le hice la pelea más dura de su vida. La única diferencia es que esta vez lo voy a noquear"
Mayweather Jr. derrotó a Maidana por fallo mayoritario el 3 de mayo, en el MGM Grand de Las Vegas. Dos jueces se inclinaron por el norteño, mientras otro dio empate a 114, un resultado alejado de lo que aconteció sobre el cuadrilátero, donde el estadounidense fue el ganador indiscutible.