Manila.-El filipino Manny Pacquiao, campeón welter de la Organización Mundial (OMB), enfrentará al invicto estadounidense Chris Algieri, monarca superligero de la propia entidad, el 22 de noviembre en Macao, China.
"Pac-Man" Pacquiao (56-5-2, 38 KOs) expondrá por primera ocasión la faja de las 147 libras que arrebató en fallo unánime al estadounidense Timothy Bradley en pelea revancha, efectuada el 12 de abril, en el MGM Grand de Las Vegas.
Antes, Bradley había destronado al zurdo tagalo en un controversial fallo el 9 de junio de 2012, también la Ciudad del Pecado, donde la tristemente célebre jueza Cinthya Ross votó 115-113 contra Pacquiao, al igual que Duane Ford. El otro oficial, Jerry Roth se inclinó por el asiático con la misma puntuación.
Seis meses después Pacquiao sufrió el más humillante revés de su carrera, al caer por espectacular nocaut en el sexto round ante el mexicano Juan Manuel "Dinamita" Márquez, el 8 de diciembre también en Las Vegas.
"Está todo cerrado. Pacquiao está abordo", dijo el promotor Bob Arum vía telefónica desde Manila, la capital filipina, donde sostuvo las negociaciones con los representantes del astro asiático.Algieri (20-0-0, 8 KOs) viene de un complicado triunfo por decisión dividida frente al xxxx Ruslan Provodnikov, que le reportó el cinturón superligero de la OMB, el 14 de junio, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.
Aunque fue derribado en par de ocasiones en el primer asalto, Algieri recibió dos boletas favorables al concluir la pelea, que fue la primera a 12 asaltos en su trayectoria en el boxeo rentado.
Ese triunfo catapultó a Algieri hacia el combate versus Pacquiao, quien en principio tenía señalado como rival a Provodnikov, considerado favorito para derrotar al estadounidense.
Ahora Algieri, de 30 años, recibirá un millón de dólares por rivalizar ante Pacquiao, un ingreso superior en diez veces al que recibió frente a Provodnikov, según los reportes de su anterior compromiso.
Según Arum, ambos peleadores efectuarán una gira promocional que incluye varias ciudades de China y Estados Unidos, tal como ocurrió cuando el filipino enfrentó al estadounidense Brandon "Bam Bam" Ríos, pleito por el que casi medio millón de hogares compraron el denominado "pago-por-evento".