El campeón mundial estadounidense de origen mexicano Miguel Angel "Mikey" García radicó una demanda contra la promotora Top Rank por violaciones en los términos del contrato firmado entre ambos y que vulnera la llamada Ley de Reforma de boxeo Muhammad Ali.
Esa ley federal fue aprobada hace varios años con el propósito expreso de proteger a los boxeadores profesionales de la explotación por parte de los promotores.
Según fuentes cercanas a "Mikey" García, monarca superpluma de la Organización Mundial (OMB), el reclamo jurídico se presentó a principios de julio en la Corte Superior del Condado de Riverside, California.
El documento legal establece que "García demostrará que el Acuerdo de Derechos de Promoción de Top Rank viola múltiples disposiciones de las leyes de California y convierte al púgil en sirviente de la empresa".
De acuerdo con los asesores de García, dentro del contrato existen imprecisas cláusulas de extensión, que de la forma que están redactadas podrían mantener el vínculo con el peleador de manera indefinida.
La demanda establece que el contrato es ilegal y que expiró el 27 de febrero, pero que Top Rank insiste en que García firme un contrato de concesión en el que le permita a la empresa ampliar el acuerdo de forma indefinida.
Los representantes del boxeador aseguran que Top Rank trata de "explotar y mantener el control de forma propia y permanente de la carrera de García", quien ya concluyó su obligación con esa empresa, en el marco del acuerdo que firmó en 2006.
La querella de García intenta que la corte refrende que no tiene más obligaciones con Top Rank y por lo tanto es libre de programar futuras peleas, además obtener una compensación por daños reales por la violación de la mencionada Ley de Reforma Muhammad Ali, ya que la promotora no reveló los ingresos de los pleitos del estadounidense.
Invicto en 34 combates, 28 antes del límite, Mikey Garcia defendió con éxito el cinturón superwelter frente al mexicano Juan Carlos "Mini" Burgos, a quien derrotó por unanimidad el 25 de enero en el Madison Square Garden.
"Yo no sé qué tanto puede tardar, pero esperaré lo necesario, yo quiero regresar lo más pronto posible y estar activo, pero si las cosas tardan, tendré qué esperar, lo que quiero es que en mi futuro esté lo que más me convenga y valga la pena", dijo García a ESPNDeportes.
Señaló que entre sus objetivos inmediatos estaría enfrentar al ex monarca mundial mexicano Abner Mares, vencedor por unanimidad del puertorriqueño Jonathan Oquendo, el 12 de julio en el MGM Grand de Las Vegas.
"Es una pelea que me gustaría, Ábner Mares es un tricampeón y sería una buena manera de terminar con esa guerra fría, pero primero quiero solucionar lo mío con Top Rank y luego podemos hablar de rivales", precisó García.