Aunque sufrió un espectacular nocaut en el pleito anterior ante el invicto cubano Rances Barthelemy en enero, el campeón mundial Argenis Méndez está convencido de que solo fue una mala noche y que en la revancha demostrará que es la principal figura de la división superpluma.
"La Tormenta" Méndez (21-2-1, 11 KOs) y "Kid Explosión" Barthelemy (19-0-0, 12 KOs) chocarán nuevamente el 10 de julio en el Convention Center, de Miami, Florida, donde estará en juego nuevamente el cetro de la Federación Internacional (FIB) en poder del quisqueyano.
El enfrentamiento Méndez-Barthelemy encabezará la cartelera denominada "Día del Juicio Final", que organiza la compañía Iron Mike Productions y será transmitida por Fox Sports.
En el primer pleito, Méndez recibió una paliza de Barthelemy y cayó por la vía del cloroformo después de ser derribado en par de ocasiones en el segundo asalto, en el Target Center, de Minneápolis, estado de Minnesota.
Aunque el oriundo de la capital cubana también derribó a Méndez en la primera fracción y era inminente su victoria por la vía del sueño, se declaró sin validez el resultado, debido a que golpeó después del sonido de la campana.
"Mi deseo es demostrarle a todos los fanáticos del boxeo aquí en Estados Unidos y en todo el mundo que soy el mejor 130 libras", dijo Méndez. "Y eso lo voy a confirmar el 10 de julio en Miami, porque ahora será distinto".
Apoyándose en un resquicio de las reglas, los representantes de Méndez hicieron la reclamación pertinente ante el supervisor del choque y más tarde la extendieron a las autoridades deportivas de Minnesota.
Y con posterioridad, la Comisión de Deportes de Combate del Estado de Minnesota (MOCS, en inglés) anuló el nocaut de Barthelemy a Méndez y en su lugar consideró el resultado del pleito "sin decisión" (No Contest).
Acto seguido, la FIB ordenó a los promotores de los dos peleadores comenzar las negociaciones para que efectuaran "de forma inmediata" la revancha entre ambos púgiles.
Barthelemy había conseguido el boleto para enfrentarse a Méndez al propinar nocaut en el segundo asalto al tailandés Fahsai Sakkreerin, el 21 de junio de 2013, en la ciudad de Minneápolis.
"Estamos enfocados en retornar al lugar que teníamos antes de lo que sucedió en Minnesota", añadió Méndez, de 27 años, quien se había alzado con el título superpluma en pelea revancha ante el entonces titular mexicano Juan Carlos Salgado, el 9 de marzo del pasado año, en Costa Meza, California.
Cinco meses después, Méndez empató en un pleito muy cerrado con el afgano, nacionalizado canadiense, Arash Usmanee, el 23 de agosto en el Turning Stone y Casino, de Verona, Nueva York.
Según noticias provenientes del campamento de Méndez, para este choque el dominicano está entrenando nuevamente con su antiguo preparador, el inglés Lee Beard en Las Vegas y dentro de pocos días se trasladará a Deerfield Beach, Florida, donde concluirá la etapa de acondicionamiento.
"No menospreciamos la calidad de Barthelemy, pero sé que Méndez es un peleador mejor dotado técnicamente y con más recursos que Rancés", aseguró Beard. "Esta vez veremos a un Argenis fuerte y que con su mejor boxeo pondrá las cosas en su lugar".