Esta pelea podría marcar el adiós del perdedor