Ciudad México.-Aunque su escollo inmediato es la filipina Honey Mae Bermoy, la campeona mundial mexicana Irma García ansia en un futuro cercano unificar coronas con la australiana Susy Ramadan, titular en receso del Consejo Mundial (CMB).
"Torbellino" García (9-1-1, 1 KOs), reina de las 118 libras, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB), enfrentará a Mae Bermoy el próximo 31 de mayo, en la delegación de Iztacalco, ubicada en la parte oriental del Distrito Federal mexicano.
"Es mi primera pelea ante una extranjera y creo será un buen parámetro para buscar otro campeonato mundial", dijo García durante un encuentro en las oficinas del Consejo Mundial (CMB). "Estoy concentrada para este enfrentamiento y no puedo pensar en otros nombres sin obtener la victoria de este sábado".
La zurda García suma dos victorias consecutivas. En la más reciente derrotó por unanimidad a la también mexicana Nazly Maldonado, el 8 de febrero pasado, en Hizquilucan.
Un año antes García se alzó con el cinturón gallo al doblegar por la vía de los jueces a su coterránea Janeth Pérez, el 5 de enero de 2013, también en la capital mexicana. Igualmente se impuso a Pérez en la revancha, pero en esa ocasión por decisión dividida.
Pero el 31 de agosto del pasado, Jessica González le infligió el único revés de su carrera, en un fallo alterno - que la mayoría estimó unánime - en el gimnasio San Juan de la Barrera, de la mayor urbe mexicana, donde no estuvo en juego el cetro de García.
De acuerdo con el promotor Oswaldo Kuchle, la intención del "Torbellino" García es doblegar a Mae Bermoy y después ir por la australiana Susy Ramadan, quien posee el título del CMB, pero no pelea desde julio de 2012, cuando se impuso como local a la tailandesa Usanakorn Kokietgym, en Victoria.
Mae Bermoy ha ganado sus seis peleas en el campo rentado por nocaut. El pasado marzo anestesió en el séptimo capítulo a la japonesa Tenkai Tsunami, en la sala Korakuén, de la capital nipona, donde disputaron la vacante gallo del Pacífico.
Para la filipina Mae Bermoy, de 20 años y residente en Tokio, el duelo ante García le propiciará su primera visita al continente americano.