Aunque las apuestas se inclinan a su favor, el filipino Manny Pacquiao está más presionado que nunca y tiene una sola opción ante el estadounidense Brandon Ríos, el 24 de noviembre en Macao, China: ¡Ganar!
"Pacman" Pacquiao (54-5-2, 38 KOs) está delante por 4-1 en las principales casas de apuestas, a pesar de venir de dos reveses consecutivos, el más reciente por un espectacular nocaut en el sexto asalto ante el mexicano Juan Manuel "Dinamita" Márquez en diciembre pasado, en Las Vegas.
Seis meses antes "Pacman" Pacquiao sufrió otro fracaso por decisión dividida frente al estadounidense Timothy Bradley, pero justo es resaltarlo, el asiático fue víctima de la ceguera de los jueces en un pleito en el que debió salir con el brazo en alto.
Ahora Pacquiao (54-5-2, 38 KOs) tendrá otra exigente prueba ante el mexicano-estadounidense "Bam Bam" Ríos, un púgil de escasa técnica pero de envidiable fuerza, que siempre va hacia delante y es incapaz de retroceder ante ningún rival.
Los dos reveses en línea y la compleja situación personal de Pacquiao, quien como diputado ocupa un escaño en el Parlamento filipino, ha desatado con fuerza la posibilidad del retiro, argumento sostenido hasta por su entrenador, el experimentado Freddie Roach.
"Si esto no sale bien, entonces tendremos que hablar seriamente del retiro", dijo Roach en la sede del combate. "Yo seré el primero que se lo diga, pues tenemos un trato que cuando hablemos de ello, él se irá".
Roach reconoció que Pacquiao ha estado muy al tanto de la catastrófica situación en que se encuentra Filipinas como consecuencia del tifón "Haiyan" e incluso intentó interrumpir el entrenamiento para ofrecer ayuda personal, pero más tarde comprendió que no debía dejar la concentración de cara a conseguir ante Ríos el título welter Intercontinental de la Organización Mundial (AMB).
Pacquiao también se refirió a la opción del retiro si cae ante los puños de "Bam Bam" Ríos.
"No pienso en eso (el revés)", dijo Pacquiao en entrevista telefónica con "UnivisiónDeportes". "Sé que voy a ganar y no he planeado mi retiro todavía porque no pienso en una derrota. Solo pienso en ganarle a Brandon Ríos".
Ríos, de 27 años, viene de un fracaso por fallo unánime ante Mike Alvarado, que le hizo perder el invicto de sus carrera, cuando disputaba el título interino superligero de la Organización Mundial (OMB), el 30 de marzo en Las Vegas
Sin embargo, al referirse al pleito frente a Pacquiao insiste en que saldrá ganador y que al asiático no le quedará otra alternativa que colgar los guantes.
"Tal como hizo (Juan Manuel) Márquez ahora me toca a mi y será tan convincente el triunfo que obligará a Pacquiao a tomar el camino del retiro", dijo Ríos. "Voy a cerrarle la boca a todos, porque verán a un Brandon Ríos diferente".
Al margen de cualquier resultado y si decide o no abandonar el deporte activo, lo cierto es que Emmanuel Dapidran Pacquiao (su verdadero nombre) tiene un lugar asegurado en el Salón de los Inmortales del pugilismo porque en su fructífera trayectoria ha conquistado las coronas de las divisiones mosca, supergallo, pluma, superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter.