- Cubanos protagonizan velada perfecta al ganar 5 combates
- Superan a Guerreros en 49, 56, 64, 75 y 91 kilogramos
- Erislandy Savón propina KO técnico a rival francés en Distrito Federal
LA HABANA.- Fue más fácil de lo esperado en su estreno este viernes en la Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés). Los Domadores de Cuba barrieron a los Guerreros de México en su debut en la WSB, un certamen semiprofesional cuya cuarta versión se extenderá hasta fines de mayo del 2014.
Una contundente victoria en los cinco combates efectuados en el Domo del Plan Sexenal del Distrito Federal de México en las categorías de 49, 56, 64, 75 y 91 kilogramos.
En esta última división y para cerrar con broche de oro, el peso crucero Erislandy "El rayo" Savón propinó nocaut técnico al francés Djibril Coupé en el primer asalto para sellar el éxito del equipo de la isla caribeña: 5-0.
Una izquierda que llegó al mentón de Coupé, uno de los refuerzos de los Guerreros de México, lo puso de rodillas y no pudo recuperarse para salir a combatir en el segundo round.
"Este es un equipo luchador. Y los Domadores hemos demostrado que estamos bien preparados para la Serie Mundial. Hemos superado a un gran equipo en todos los órdenes", dijo Savón en medio de la ovación que se reunió en la sede del evento.
La velada de inició con un triunfo por votación unánime de los jueces al cubano Yosbany Veitía sobre el mexicano Joselito Velásquez, a quien un golpe en el arco superciliar izquierdo le abrió una herida que fue la causante de su derrota en el cuarto asalto. Terminó sangrando y el árbitro detuvo el combate.
Veitía, bronce en el Mundial de Almaty 2013, demostró sus cualidades con golpes efectivos de izquierda y derecha para superar a su oponente que cayó nuevamente ante el cubano. Anteriormente se había impuesto en un tope de fogueo efectuado en agosto también en el Distrito Federal.
Luego, el campeón olímpico de los 56 kilos, el cubano Robeisy Ramìrez disertó con su mano izquierda para salir airoso por 3-0 ante Brian González, un constante fajador en la corta distancia que se vio desanimado ante el empuje de su rival.
Ganchos efectivos y un boxeo más elegante definieron el combate a favor del cubano, quien ganó también este año el torneo panamericano de boxeo disputado en Chile.
En los 64 kilos, el mexicano Juan Pablo Romero fue el más serio adversario del subtitular mundial y bronce olímpico de Londres Yasnier Toledo en la jornada que marcó el retorno de los cubanos al boxeo profesional.
Cuba abolió el deporte profesional a principios de la década de 1960 poco después de la llegada al poder del ex presidente Fidel Castro, quien apostó al deporte amateur como una de las banderas del país.
Toledo se mostró lento e indeciso en el ring y dejó huellas de desconfianza en su combate frente a Romero, a pesar de ser declarado ganador por votación dividida de 2-1 por los oficiales.
"Trataré de hacer las cosas mejor", dijo Toledo poco después de su pelea, en la que elogió a su rival del viernes, en un veredicto que resultó abucheado por el público.
En los 75 kilos, la velocidad de piernas y manos del cubano Ramón "La Araña" Luis, fue superior en los cinco asaltos a la poca combatividad exhibida por su oponente Diego "La Bala" Moreno.
Luis, un zurdo con cualidades excepcionales, puso en práctica el mejor boxeo con su mano izquierda y constantes combinaciones al rostro de su rival que le dieron el triunfo por votación unánime de 3-0.
Los Domadores rivalizarán nuevamente el próximo viernes frente a Húsares de Polonia en la WSB, en las divisiones de 52, 60, 69, 81 y más de 91 kilos.
"Aunque sea por primera vez, no importa cuál sea el rival, nosotros en los entrenamientos hemos realizado en ocasiones combates a 10, 12 y 15 asaltos", dijo optimista el bicampeón mundial Lázaro Alvarez, de 69 kgs.