La bola continúa en cancha del puertorriqueño Miguel Cotto para un posible duelo frente al ex campeón mundial mexicano Saúl Álvarez. Al menos es la impresión que emana de las declaraciones de José Reynoso, representante del "Canelo".
"Saúl es la mejor opción de Cotto", dijo "Chepo" Reynoso a ESPN Deportes. "Dinero es dinero y al final de cuentas todos buscamos las mejores bolsas y las mejores opciones. Ojalá lo convenzan y se anime".
Pocos días atrás varias fuentes noticiosas en Estados Unidos aseguraron que Golden Boy Promotions (GBP), la compañía de Oscar De La Hoya, ofreció 10 millones de dólares a "Junito" Cotto por el choque ante el azteca, destronado recientemente por Floyd Mayweather Jr., quien también se impuso por unanimidad al astro de la Isla del Encanto.
"Tuve una reunión muy buena con ellos", expresó entonces a la revista "The Ring" Richard Schaefer, director ejecutivo de GBP, al referirse a un encuentro con Cotto y sus asesores en Puerto Rico.
Cotto, quien se unió recientemente al reconocido entrenador Freddie Roach, viene de una convincente demostración frente al dominicano Delvín Rodríguez, al propinarle espectacular nocaut en el tercer asalto el 5 de octubre en el Amway Center, de Orlando, Florida. Antes había perdido dos pleitos seguidos.
"Esbocé con ellos una estructura de negocio para una pelea frente a Canelo que puede resultar muy lucrativa", añadió Schaefer. "Sin dudas es el pleito más lucrativo para Miguel (Cotto) con una cifra muy por encima de los $ 10 millones".
Reynoso recalcó que no existe ninguna otra promotora que pueda ofrecerle más dinero a Cotto por una pelea, e incluso precisó que supuestamente al boricua le comentaron que recibiría cinco millones por chocar frente a Sergio "Maravilla" Martínez en junio de 2014.
"Nosotros tenemos la fecha de marzo, mientras que Martínez, según lo que hemos escuchado, no sabemos hasta cuándo esté listo", apuntó el manejador del "Canelo" Álvarez. "Dimos nuestra lista de rivales y Cotto es uno de ellos, en tanto (la compañía) Golden Boy lanzó la red para conseguirlo".
Ahora solo resta que Cotto ofrezca su aprobación para que comiencen las negociaciones y finalmente se pueda concretar el esperado pleito entre dos ex campeones mundiales. Uno de 33 años y 12 en el boxeo profesional, y otro 10 años más joven, y aún con un camino incipiente, pero ambos en busca de retornar a la cima del pugilismo mundial.