The Hauser Report: Shawn Porter, Jermell Charlo, and More

THE HAUSER REPORT — The latest installment of “Brooklyn Boxing” was contested at Barclays Center on April 22. The main fight of the evening was a WBC “elimination” bout between Shawn Porter (26-2, 18 KOs) and Andre Berto (31-4, 24 KOs) to determine the mandatory challenger for Keith Thurman’s 147-pound crown.

In a co-featured bout, WBC 154-pound title-holder Jermell Charlo (28-0, 13 KOs) squared off against Charles Hatley (26-1-1, 18 KOs).

The key figure in it all was Porter.

Asked to describe himself, Porter says, “I think I’m a good guy. I believe in positive energy. I’m always positive. I’m always respectful. I work hard. I follow the rules. I hang out with the right people. I’d rather play Monopoly with my friends than hang out at a nightclub all night. I like looking good but I don’t like looking like anyone else, so there’s some of that in my style. I love the competition in boxing and being in the moment. When I’m in the ring, I love hearing the crowd scream. It’s exhilarating, an indescribable feeling. And I’m always trying to make other people happy.”

Porter is a very good fighter who hasn’t quite gotten over the hump. His signature wins were against two faded fighters (Devon Alexander and Paulie Malignaggi) and one never-quite-was (Adrien Broner). He stepped up to the elite level on two occasions (against Kell Brook and Keith Thurman) and lost a close decision each time.

Berto was a promising prospect who got rich against a string of soft touches during the Kery Davis era at HBO. What Andre didn’t do during that time was develop his ring skills to their full potential. He’s now 33 years old with his best years as a fighter behind him. Over the past 6-1/2 years, he has won four of nine fights.

“Everybody knows the boxing game,” Berto said during an April 13 media conference call. “You’re as good as your last performance. They’ll write you off quick. That’s just how the game goes. I can’t sit there and be upset at it. I knew what I was getting into.”

As for the co-feature, Charlo-Hatley was Jermell’s first fight since he claimed the vacant WBC 154-pound throne with an eighth-round knockout of John Jackson eleven months ago. His twin brother, Jermall, recently held the IBF 154-pound title but announced that he was relinquishing it to move up to 160 pounds.

Hatley was an unheralded challenger. “I’d like a little respect,” he said at the final pre-fight press conference. “Once they clean him [Charlo] up off the ground, I’ll get that respect.”

“Keep running your mouth,” Charlo told him.

Jermell was an 8-to-1 favorite.

Round one was a feeling out stanza. Then Charlo found the right range. Midway through round three, a jab-right combination put Hatley on the canvas. He rose quickly and spent the rest of the round on his bicycle. From that point on, Jermell was the clear aggressor. Thirty seconds into round six, a vicious, picture-perfect, straight right from Charlo landed flush on Hatley’s jaw and rendered him unconscious.

That set the stage for Porter-Berto.

Shawn is in his prime. Andre is past it.

Also, Porter is exactly the kind of fighter who’s wrong for Berto. A big strong guy who keeps coming forward throwing punches and can take a punch; a much better version of Jesus Soto Karass, who wore Andre down and knocked him out in the twelfth round three years ago.

At an April 5 media workout, Porter said of Berto, “I’ve seen him in fights where he goes past the fifth or sixth round and things start to fall apart for him.” One week later, Shawn added, “My mindset says, every time we get in the ring, our opponent won’t be able to keep up with the pace that I perform at. I do everything I can to be ready for a fight like that. I’m always prepared to fight at the faster pace than the guys that I box.”

Against Berto, Porter fought less aggressively than expected in round one with neither fighter doing much of note. In round two, Shawn went to work. A mauling body attack pinned Andre against the ropes and, just before the bell, a chopping right hand high on the forehead dropped Berto to the canvas.

Round two also saw Porter cut over his left eye from an accidental clash of heads. In round four, another head butt sliced open Porter’s right eyelid and a third accidental clash of heads opened an ugly gash on Berto’s left eyelid.

Soon, there was enough blood on the ring canvas that it looked like the beginning stages of a painting by Jackson Pollack.

Meanwhile, Porter was relentlessly forcing the pace, doing his best work when he trapped Berto against the ropes and pounded away with a non-stop body attack. On occasion, Berto responded effectively with uppercuts. More often, he tried to tie Porter up.

It was here that referee Mark Nelson mishandled the fight. There were times when Porter accepted the clinch and breaking the fighters was appropriate. But on more than twenty occasions, Nelson broke the fighters when there was no need to break them.

Sometimes, simply instructing the fighters to “punch out” is the right thing to do.

More troubling, there were many times when Porter pinned Berto against the ropes and, despite Andre’s efforts to tie him up, was doing damage with his free hand. Separating the fighters as Nelson did, interrupted Shawn’s momentum and forced him to work his way in all over again.

Nelson also lost control of the fight to the extent that he was unable to put an end to the repeated clash of heads that caused multiple cuts and seemed to leave Berto a bit shaken on several occasions.

Porter took round seven off after dominating the first half of the fight. He resumed his assault in round eight. In round nine, he was teeing off against Berto, who was trapped against the ropes, when Nelson correctly halted the fight.

Porter outlanded Berto in every round but the seventh en route to a 175-to-81 advantage in punches landed with a 138-to-60 superiority in power punches. Fifty-one of his 138 power shots were to the body. His late dominance was reflected in the fact that he outlanded Berto 40-to-11 in round eight and 20-to-1 in the abbreviated ninth round.

Porter can now look to the future. His next fight is expected to be a rematch against Keith Thurman in what has been likened to a de facto 147-pound tournament.

A real tournament would be better than a de facto one.

As for the Charlo brothers; they’re good fighters. It would be nice if they were matched tougher so we can find out how good.

*     *     *

At one point, boxing fans had expected to see Luis Ortiz vs. Derric Rossy on the undercard of Porter-Berto.

Ortiz (27-0, 23 KOs) came out of the Cuban amateur system and turned pro seven years ago. Now 38 (or older depending on who one believes), he’s a big puncher with a seventh-round knockout victory over Bryant Jennings on his resume.

Rossy (31-12, 15 KOs), age 36, is an honest workman and all-around good guy who has lost ten of his last 16 fights and been knocked out five times. He has been on the short end of some bad decisions and is willing to go in tough. The problem is that, when Derric goes in tough, he usually loses, although he does have a majority decision over Joe Hanks on his resume.

Ortiz was a prohibitive favorite. Then Ortiz-Rossy was called off. What happened?

A bit of history is in order.

In 2014, a urine sample taken from Ortiz after a knockout victory over Lateef Kayode in Las Vegas tested positive for the banned anabolic steroid nandrolone. Otriz was fined $8,000 and suspended for eight months by the Nevada State Athletic Commission, and the result of the fight was changed to no contest.

On Tuesday, April 11, the New York State Athletic Commission advised DiBella Entertainment (the promoter of record for the April 22 fight card at Barclays Center) that it wanted to test Ortiz for performance enhancing drugs on short notice. This information was forwarded immediately to Ortiz’s management team. The following day, April 12, Tom Brown (the promoter who was representing Ortiz and had contracted with Rossy) notified Sal Musumeci (Rossy’s promoter) that Ortiz had injured his thumb and would be unable to fight. Thereafter, a photograph of Ortiz with his thumb in a cast was circulated on the Internet.

The cancellation cost Team Rossy a $75,000 pay-day and, in Derric’s mind, the opportunity to turn his career around. Acting on Rossy’s behalf, attorney Jim Thomas sent a letter to Brown, demanding that Rossy be paid fifty percent of his $75,000 purse (which, Thomas says, Derric was guaranteed if he was ready and willing to fight and the bout was called off).

Thomas also asked for a doctor’s report and all other proof that Ortiz had, in fact, been injured.

As of this writing, Brown is refusing to pay the $37,500 and Thomas has yet to receive proof of injury.

Photo credit: Amanda Westcott / Showtime

Check out more boxing news on video at The Boxing Channel.

Thomas Hauser can be reached by email at thauser@rcn.com. His most recent book – A Hard World: An Inside Look at Another Year in Boxing – was published by the University of Arkansas Press. In 2004, the Boxing Writers Association of America honored Hauser with the Nat Fleischer Award for career excellence in boxing journalism.

COMMENTS

-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2018/01/Mike-Tyson-Marihuana-1.jpg"> Bolsa de Guantes Sueltos – Edición del 5 de enero 2018 -La Bolsa de Guantes Sueltos es una columna colectiva semanal de pensamientos al vuelo, opiniones variadas y comentarios sobre la actividad pasada, presente y futura del pugilismo, compiladas por Diego Morilla, editor de Zona de Boxeo. Hagan sus sugerencias y comentarios y anímense a sugerir o desarrollar temas para la edición de cada semana enviándonos un email a diegomorillabox@hotmail.com . A fumar como Mike La marca registrada implícita en el nombre de Mike Tyson está entre nosotros para quedarse. Desde que se transformara en el campeón de peso pesado más joven de la historia y desarrollara una reputación como un asesino de mirada fría y especialista en nocauts espectaculares, “Iron Mike” se ha transformado en sinónimo de pegada, ferocidad y hasta de boxeo mismo. Esto ha llevado a una gran cantidad de esfuerzos comerciales a fin de monetizar el poder de su nombre, incluyendo apariciones en televisión y cine, y hasta en comedias “stand-up” y más, a fin de sustentar a su familia luego de haber gastado todo el dinero de sus años de boxeador de un modo u otro. Ahora, Tyson hubiese podido sacar una mezcla de café de Starbucks con gusto propio o quizás una lista de Spotify con su música favorita, pero en lugar de eso se dice que ha conseguido una estancia cercana a un pueblito del norte de California donde desarrollará sus propias variedades de marihuana, quizás aprovechando la nueva legislación de ese estado que permite el comercio casi irrestricto de marihuana recreativa comenzando este 1ro de enero. Aparentemente, Tyson se ha asociado con otros empresarios para desarrollar un proyecto llamado “Tyson Ranch”, donde desarrollará productos basados en marihuana en una estancia de 16 hectáreas cerca del Desierto Mojave, a unos 180 km al norte de Los Ángeles. No se sabe bien qué productos habrá de desarrollar, pero seguramente algunos de ellos tendrán nombres como “El Baile del Pato de Berbick”, “La Pesadilla de Spinks en 90 Segundos”, “La Montaña Rusa de Buster”, y “Esto te Vuela la Peluca a lo Mitch Green”. ?Estamos listos para el menú, Mike! Arum le dicta sentencia inapelable a la UFC Bob Arum es un graduado de la universidad de Harvard como abogado, y trabajó como fiscal de delitos económicos antes de transformarse en uno de los hombres más poderosos del boxeo de todos los tiempos. Se ha hecho conocido por no callarse nada cuando trata con sus amigos y (muy especialmente) con sus enemigos. Pero se lo recuerda mejor por sus astutos y sagaces comentarios, muchos de ellos en el sarcástico tono leguleyo en el que tan cómodo se siente y tan bien domina, tal como lo fuera su ahora infame “ayer estaba mintiendo, pero hoy digo la verdad”, una frase que emitió dentro de los muy apropiados confines de un testimonio bajo juramento frente a un juez. Resulta ser que, en perspectiva, Arum dice más la verdad de lo que miente, especialmente cuando ataca a sus enemigos con su marca registrada de humor y sarcasmo. En comentarios recientes relacionadas a las intenciones del presidente de la UFC Dana White de transformarse en promotor de boxeo, Arum le dijo a TMZ Sports que esta acción implicaría la aceptación tácita de la superioridad del boxeo por sobre su belicoso primo, ese revoltijo de reglas de varios deportes de combate conocida como las AMM. En otras palabras, Arum acaba de leerle sus derechos a White: todo lo que digas será usado en tu contra instantáneamente, y estarás entrando en un mundo en el que no solamente vivo sino que he ayudado a crear junto a otra gente mucho más astuta que tú. “Al entrar en este negocio, realmente está admitiendo que el boxeo es el deporte más popular”, dijo Arum “y a fin de mantener viva su empresa tendrá que entrar en el negocio del boxeo”. No es una mala declaración, pero Arum quizás olvida que White ya hizo eso con el fiasco de Mayweather vs. McGregor fiasco, y que quizás usará parte de las ganancias obtenidas en esa promoción para lanzar sus intentos de promoción de boxeo. Claro, esa pelea nunca se hubiese dado si Arum hubiese continuado siendo el promotor de Mayweather durante toda su carrera, pero esa es una capa demasiado profunda de este escenario digno de una versión de pesadilla de la película “El Origen”. Y las nuevas capas continuarán apilándose durante el 2018 y más. Jones promete mantenerse en el retiro este mes Ya hemos escuchado esto antes, y al igual que entonces no hay razón para creerlo ahora. Sí, Roy Jones Jr., ex campeón indiscutido de los listados libra por libra, símbolo viviente del abuso de las reglas olímpicas, abandona no solamente el boxeo, sino también su manía de amenazar que abandonará el boxeo. O algo por el estilo. En un anuncio oficial en sus cuentas de redes sociales, Jones (65-9, 47 KOs) anunció su combate final, esta vez en la división de peso crucero, para este próximo 8 de febrero en Pensacola, su ciudad natal en la actualmente frígida Florida. Jones ha sido campeón de peso mediano, súper mediano, semipesado y pesado, y enfrentará a un rival no determinado durante una cantidad no determinada de rounds, pero ya nadie parece estar contando. El medallista de plata de las olimpíadas de 1988 no ha peleado desde febrero pasado cuando noqueó a Bobby Gunn en ocho asaltos, pero hace ya mucho tiempo que no es un jugador de peso en los rankings de ninguna de las divisiones que dominó en el pasado. Jones pelearía el 8 de febrero con un rival por confirmar Jones, quien cumplirá 49 años muy pronto, prometió retirarse en más de una ocasión, dando el salto a otras actividades entre las que se incluyen el rap, la promoción de eventos y hasta el regreso a la actividad familiar de criar gallos de riña. Pero esta vez es real, porque el ya envejecido Jones, que ha ganado 11 de sus 12 últimos pleitos pero siempre sumergido en la irrelevancia durante los últimos 10 años, ha visto cómo sus alguna vez formidables talentos se han erosionado tras una larga lista de aplastantes derrotas en una carrera que claramente ya tiene una decena de años de más. ?El lado bueno de todo esto? Al combatir por última vez en 2018, Jones quedará automáticamente excluido de ser considerado en la ya superpoblada Clase del 2022 del Salón Internacional de la Fama del Boxeo, una boleta que ya incluye a boxeadores que seguramente entrarán luego de cinco años de haberse retirado, tales como los recientemente jubilados Floyd Mayweather, Manny Pacquiao y Wladimir Klitschko para no mencionar a Miguel Cotto, Juan Manuel Márquez y muchos otros. Asumiendo, por supuesto, que todos ellos continúen retirados. [url=http://www.thesweetscience.com/newforum/forum/main-forum/5691-bolsa-de-guantes-sueltos-%E2%80%93-edici%C3%B3n-del-5-de-enero-2018]SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2018/01/Mike-Tyson-Marihuana-1.jpg"> Bolsa de Guantes Sueltos – Edición del 5 de enero 2018 -La Bolsa de Guantes Sueltos es una columna colectiva semanal de pensamientos al vuelo, opiniones variadas y comentarios sobre la actividad pasada, presente y futura del pugilismo, compiladas por Diego Morilla, editor de Zona de Boxeo. Hagan sus sugerencias y comentarios y anímense a sugerir o desarrollar temas para la edición de cada semana enviándonos un email a diegomorillabox@hotmail.com . A fumar como Mike La marca registrada implícita en el nombre de Mike Tyson está entre nosotros para quedarse. Desde que se transformara en el campeón de peso pesado más joven de la historia y desarrollara una reputación como un asesino de mirada fría y especialista en nocauts espectaculares, “Iron Mike” se ha transformado en sinónimo de pegada, ferocidad y hasta de boxeo mismo. Esto ha llevado a una gran cantidad de esfuerzos comerciales a fin de monetizar el poder de su nombre, incluyendo apariciones en televisión y cine, y hasta en comedias “stand-up” y más, a fin de sustentar a su familia luego de haber gastado todo el dinero de sus años de boxeador de un modo u otro. Ahora, Tyson hubiese podido sacar una mezcla de café de Starbucks con gusto propio o quizás una lista de Spotify con su música favorita, pero en lugar de eso se dice que ha conseguido una estancia cercana a un pueblito del norte de California donde desarrollará sus propias variedades de marihuana, quizás aprovechando la nueva legislación de ese estado que permite el comercio casi irrestricto de marihuana recreativa comenzando este 1ro de enero. Aparentemente, Tyson se ha asociado con otros empresarios para desarrollar un proyecto llamado “Tyson Ranch”, donde desarrollará productos basados en marihuana en una estancia de 16 hectáreas cerca del Desierto Mojave, a unos 180 km al norte de Los Ángeles. No se sabe bien qué productos habrá de desarrollar, pero seguramente algunos de ellos tendrán nombres como “El Baile del Pato de Berbick”, “La Pesadilla de Spinks en 90 Segundos”, “La Montaña Rusa de Buster”, y “Esto te Vuela la Peluca a lo Mitch Green”. ?Estamos listos para el menú, Mike! Arum le dicta sentencia inapelable a la UFC Bob Arum es un graduado de la universidad de Harvard como abogado, y trabajó como fiscal de delitos económicos antes de transformarse en uno de los hombres más poderosos del boxeo de todos los tiempos. Se ha hecho conocido por no callarse nada cuando trata con sus amigos y (muy especialmente) con sus enemigos. Pero se lo recuerda mejor por sus astutos y sagaces comentarios, muchos de ellos en el sarcástico tono leguleyo en el que tan cómodo se siente y tan bien domina, tal como lo fuera su ahora infame “ayer estaba mintiendo, pero hoy digo la verdad”, una frase que emitió dentro de los muy apropiados confines de un testimonio bajo juramento frente a un juez. Resulta ser que, en perspectiva, Arum dice más la verdad de lo que miente, especialmente cuando ataca a sus enemigos con su marca registrada de humor y sarcasmo. En comentarios recientes relacionadas a las intenciones del presidente de la UFC Dana White de transformarse en promotor de boxeo, Arum le dijo a TMZ Sports que esta acción implicaría la aceptación tácita de la superioridad del boxeo por sobre su belicoso primo, ese revoltijo de reglas de varios deportes de combate conocida como las AMM. En otras palabras, Arum acaba de leerle sus derechos a White: todo lo que digas será usado en tu contra instantáneamente, y estarás entrando en un mundo en el que no solamente vivo sino que he ayudado a crear junto a otra gente mucho más astuta que tú. “Al entrar en este negocio, realmente está admitiendo que el boxeo es el deporte más popular”, dijo Arum “y a fin de mantener viva su empresa tendrá que entrar en el negocio del boxeo”. No es una mala declaración, pero Arum quizás olvida que White ya hizo eso con el fiasco de Mayweather vs. McGregor fiasco, y que quizás usará parte de las ganancias obtenidas en esa promoción para lanzar sus intentos de promoción de boxeo. Claro, esa pelea nunca se hubiese dado si Arum hubiese continuado siendo el promotor de Mayweather durante toda su carrera, pero esa es una capa demasiado profunda de este escenario digno de una versión de pesadilla de la película “El Origen”. Y las nuevas capas continuarán apilándose durante el 2018 y más. Jones promete mantenerse en el retiro este mes Ya hemos escuchado esto antes, y al igual que entonces no hay razón para creerlo ahora. Sí, Roy Jones Jr., ex campeón indiscutido de los listados libra por libra, símbolo viviente del abuso de las reglas olímpicas, abandona no solamente el boxeo, sino también su manía de amenazar que abandonará el boxeo. O algo por el estilo. En un anuncio oficial en sus cuentas de redes sociales, Jones (65-9, 47 KOs) anunció su combate final, esta vez en la división de peso crucero, para este próximo 8 de febrero en Pensacola, su ciudad natal en la actualmente frígida Florida. Jones ha sido campeón de peso mediano, súper mediano, semipesado y pesado, y enfrentará a un rival no determinado durante una cantidad no determinada de rounds, pero ya nadie parece estar contando. El medallista de plata de las olimpíadas de 1988 no ha peleado desde febrero pasado cuando noqueó a Bobby Gunn en ocho asaltos, pero hace ya mucho tiempo que no es un jugador de peso en los rankings de ninguna de las divisiones que dominó en el pasado. Jones pelearía el 8 de febrero con un rival por confirmar Jones, quien cumplirá 49 años muy pronto, prometió retirarse en más de una ocasión, dando el salto a otras actividades entre las que se incluyen el rap, la promoción de eventos y hasta el regreso a la actividad familiar de criar gallos de riña. Pero esta vez es real, porque el ya envejecido Jones, que ha ganado 11 de sus 12 últimos pleitos pero siempre sumergido en la irrelevancia durante los últimos 10 años, ha visto cómo sus alguna vez formidables talentos se han erosionado tras una larga lista de aplastantes derrotas en una carrera que claramente ya tiene una decena de años de más. ?El lado bueno de todo esto? Al combatir por última vez en 2018, Jones quedará automáticamente excluido de ser considerado en la ya superpoblada Clase del 2022 del Salón Internacional de la Fama del Boxeo, una boleta que ya incluye a boxeadores que seguramente entrarán luego de cinco años de haberse retirado, tales como los recientemente jubilados Floyd Mayweather, Manny Pacquiao y Wladimir Klitschko para no mencionar a Miguel Cotto, Juan Manuel Márquez y muchos otros. Asumiendo, por supuesto, que todos ellos continúen retirados. [url=http://www.thesweetscience.com/newforum/forum/main-forum/5691-bolsa-de-guantes-sueltos-%E2%80%93-edici%C3%B3n-del-5-de-enero-2018]SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.