Ringside at the Worcester Palladium: A Mostly Entertaining Sockfest

RINGSIDE REPORT FROM WORCESTER — For the (not so) United States of America, the future starts Friday with the inauguration of newly elected President Donald J. Trump. For the lame duck New England boxing scene, that future started the night before the inauguration in Worcester, Massachusetts with a Rivera Promotions Entertainment fight card (billed as New England’s Future) set before a sellout crowd of 2,100 fight fans at the famed Palladium, a small but energized downtown entertainment venue better known for extreme music than professional pugilism.

Did promoter and former Worcester-based WBA welterweight champion Jose Antonio Rivera make boxing in Worcester, Mass great again with his first attempt at promotion after retiring from active competition in 2011? Not exactly, but the ten bouts did successfully entertain the overwhelmingly Latino crowd by featuring their assorted countrymen in various winning situations in the ring.

“We scheduled this Thursday show a day before the Inauguration so we wouldn’t bump heads with that,” Rivera told me while working out some final issues with seating and sound a few hours before opening bell. I asked Rivera about his journey. “Being a new promoter and bringing boxing back to Worcester, it brings work for people in the area. It’s good for the local economy and I’m proud to be able to give back,” Rivera told me. “We start with what we’re doing tonight by making good exciting fights and a fun night for the crowd.”

If Trump and Rivera are ultimately successful, we all win.

In the featherweight main event, 2015 New England Golden Gloves Champion Irvin Gonzalez, 5-0 (5), Worcester, MA., brutalized Israel Rojas, 9-15 (3), Sonora, Mexico, for a second round TKO at 1:28 of the frame. Gonzalez (pictured) scored a knockdown in the first round and kept up his attack in the second, scoring another brutal knockdown before compassionate referee Steve Clark decided he’d seen enough and stopped the mismatch before the too tough for his own good Rojas got seriously hurt.

In the super middleweight co-feature, Ray “Bazooka” Graceski, 5-0 (3), Springfield, MA., cut the tall Ralph Johnson, 2-9 (1), Worcester, MA., down to size with three knockdowns in the first round for the TKO at 1:32. Felled from a body shot early, Johnson rose bravely only to fall back under heavy attack. His corner attempted to throw in the towel, but the third man in the ring refused to accept it. When Johnson went down for a third time, reluctant referee Kevin Hope waved it off with Johnson down in a corner from punches.

On the undercard:

Light heavyweight Brandon Montella, 6-0 (5), Saugus, MA., defeated trial horse Roberto Valenzuela, 69-74-2 (56), Sonora, Mexico by second round TKO when a very un-Mexican looking white towel came flying in at :58 of the round from the Valenzuela corner. The physically fit Montella, a United States Marine Corps Veteran, maintained his undefeated record on the strength of a dedicated body attack. His 43-year-old opponent was sliced open on the cheek and nearly stayed on his stool after the first round.

In a “farewell bout” fought for his late father John Shearns, 49-year-old junior middleweight Chuck Shearns, 3-1 (2), Auburn, MA., defeated Shavonte Dixon, 0-2, Philadelphia, PA., by first round TKO when the white towel came into the ring from Dixon’s corner at 2:19. With the crowd chanting “Chucky!! Chucky!!” at the opening bell, Dixon actually stunned Shearns with a left hook early on but then went into a curious defensive shell–meekly turning his back–whenever he was hit back by the old man.

Wilfredo “El Sucaro” Pagan, 1-0, Southbridge, MA., got all he could handle in his pro debut from super toughAlexander Picot, 1-2-1, Puerto Rico, in a 145 pound catchweight fight of the night that went the four round distance. Both fighters traded hard shots at will throughout this bruising affair, warranting a standing ovation from a very satisfied crowd at the final bell. Pagan won a majority decision, 38-38, and 39-37 twice.

Haitian heavyweight Jean Pierre Augustin, 219, 8-0-1 (3), Lawrence, MA., decisioned Jose Humberto Corral, 214, 19-23 (12), Sonora, Mexico, over a tedious six round distance. Augustin, an aspiring movie actor, played boxing champion Gilbert Dele in the recent Vinny Pazienza biopic Bleed For This. How about that? According to Augustin, he is also slated to appear on screen soon in a film portrayal of former heavyweight champion Big John Tate. “Thank God that’s over,” said referee Steve Clark at the final bell; echoing the sentiments of the crowd and the Nation. All three judges scored the fight 60-54 for the colorful winner, coming soon to a theater near you.

Junior featherweight Jonathan Perez, 2-1-1, Lowell, MA., took his first loss as a pro against debuting Ranse Andino, 1-0, Worcester, MA. The fight was competitive for two rounds but in the third, a lot of blood appeared on the scalp of Perez, the result of an accidental head butt. Blinded by the messy flow, the Puerto Rican was an easy target for Andino in the second half of the fight and he got peppered by the home towner. Official scores in favor of the winner were 40-36 and 39-37 twice.

Very heavy heavyweight Bobby Favors, 0-4, Cincinnati, OH., and debuting big man Felix Martinez, 1-0 (1) Worcester, MA., battered each other around the ring like it was a bar room tough-man contest until the spectacle was stopped after just one round was completed. How heavy was the night’s biggest loser? Favors was 393 pounds. Nope, that’s not a typo.

2016 New England Golden Gloves champion Anthony Laureano, 2-0 (1), defeated Rafael Francis, 0-9, Dorchester, MA., in a mismatched welterweight bout. Laureano attacked like a seasoned pro and Francis didn’t know what to do after a first round shellacking so he hugged Santiago in the corner at the bell. In the second round, Francis went down from a body shot and that was that for him at :24.

In a 185-pound catchweight bout, popular 2016 Rocky Marciano tournament champion Richard “Popeye The Sailor Man” Rivera, 1-0 (1), Hartford, CT., stopped Davonte Hopkins, 0-3, Philadelphia, PA., in his successful pro debut. Unofficial matchmaking cornerman Chris Traetti tossed in the white towel at 2:48 of the second round. Rivera, not an actual sailor man, brought a pipe to and from the ring.

Check out more boxing news on video at The Boxing Channel.

COMMENTS

-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2017/05/Canelo-vs-GGG-Golovkin.jpg"> “Canelo” frente a Chávez Jr. y Golovkin qué? -Respaldado por una eficiente maquinaria propagandística, el mexicano [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Sa%C3%BAl_%C3%81lvarez]Saúl “Canelo” Alvarez enfrentará a su coterráneo Julio César Chávez, el 6 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde habrá exorbitantes ganancias económicas, en pleito que se transmitirá a través del sistema del pago por evento, conocido por PPV. A pesar de ser un duelo sin título mundial, el éxito financiero está garantizado por la atracción que provoca en sus seguidores el pelirrojo azteca, quien en los últimos años se ha convertido en imán de taquilla y sus enfrentamientos otorgan ganancias a manos llenas a todos los involucrados, entiéndase instalación, promotores, asesores, y por supuesto a los dos púgiles, además de un largo etcétera de beneficiados. Objetivamente, el hijo de la Leyenda –como se conoce a Chávez Carrasco por ser descendiente del más emblemático púgil mexicano del pasado- no es el rival ideal para combatir frente a “Canelo” Alvarez. Su peso, estatura, palmarés actual, alejamiento del cuadrilátero y carencia de posición destacada en las clasificaciones evidencian que esta pelea “a dedo” tiene objetivos ocultos, al margen de los ingresos millonarios que proporcionará, que son indiscutibles. El Junior Chávez ha tenido un transitar errático y lleno de problemas en el mundo del boxeo, a lo que ha sumado irrespeto por el entrenamiento, sus preparadores y hasta por los consejos de su propio padre. Todo consecuencia de una vida fácil proporcionada por el progenitor. Y la pregunta surge inevitable: ?Qué motivó este duelo? Desde nuestra óptica fue un golpe magistral del empresario Oscar de La Hoya para incrementar sus arcas y eludir, una vez más, la pelea contra el kazajo Gennadi “GGG” Golovkin, quien desde hace meses espera y desespera por una fecha para vérselas contra el mexicano, que en el pasado 2016 aceptó el reto para septiembre de este año. Con astucia insuperable, De La Hoya, principal ejecutivo de la compañía Golden Boy Promotions, ha sabido crear una cortina de humo temporal, que deje a un lado la creciente presión de los fanáticos del boxeo para que “Canelo” choque contra Golovkin, el rival que lo mantiene acorralado y al que debe enfrentar. Para incrementar el interés y la euforia por el combate, se le han endilgado epítetos altisonantes como es una pelea “por el orgullo mexicano” o “el ganador se convertirá en la figura referente de los peleadores mexicanos”. Todo una falacia deslumbrante, que ha contado con el respaldo del presidente del Consejo Mundial (CMB), Mauricio Sulaimán, convertido en caja de resonancia de De La Hoya al clamar por una revancha, cuando todavía no se ha efectuado el combate, lo que igualmente servirá a los objetivos del magnate boxístico de continuar evitando exponer a su pupilo a los puños del llamado “Asesino con Cara de Niño”. "El ganador del 6 de mayo se llevará la estafeta del boxeo mundial, será el referente y nuevo ídolo", dijo Sulaimán, quien igualmente otorgará un cinturón especial al vencedor en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. Como ha sido a lo largo de la carrera de “Canelo”, sus rivales son elegidos por el grupo que lo asesora con la precisión de un relojero suizo. En el caso presente, basta observar que Chávez Jr. lo aventaja en estatura (6,1 pies por 5,9) y en masa y peso corporal, que le permitirá llegar al duelo con alrededor de 180 libras, en tanto el día del pesaje (5 de mayo) debe marcar ante la báscula el límite acordado para ambos de 164,5. Alvarez, de 26 años, no ha competido más allá de las 155 libras en ninguno de sus pleitos profesionales, aunque en sus contratos se incluyen cláusulas de rehidratación, que le han permitido ganar peso y combatir en alrededor de 170 libras. Mientras todas las miradas apuntan hacia el enfrentamiento Alvarez-Chávez, “GGG” Golovkin, monarca mundial mediano, asegura que tras vencer al estadounidense Daniel Jacobs el 18 de marzo, no tendrá acción competitiva en junio como tenía previsto, esperando por la respuesta del “Canelo”, que es su principal objetivo, en caso de que éste salga victorioso, aunque no descarta chocar contra El Junior Chávez. “Veremos qué pasa, nuestra prioridad es Canelo, pero si Chávez gana nos encantaría tener una pelea con él también”, dijo Tom Loeffler, director ejecutivo de la compañía K2 Promotions, que conduce la carrera de Golovkin. “Todavía estoy en contacto con Golden Boy. Hablo con Eric Gómez (presidente) un par de veces por semana, pero debemos esperar por lo que suceda el 6 de mayo y veremos si después llegamos a algún acuerdo (para la pelea entre Golovkin y Canelo).


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2017/05/Canelo-vs-GGG-Golovkin.jpg"> “Canelo” frente a Chávez Jr. y Golovkin qué? -Respaldado por una eficiente maquinaria propagandística, el mexicano [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Sa%C3%BAl_%C3%81lvarez]Saúl “Canelo” Alvarez enfrentará a su coterráneo Julio César Chávez, el 6 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde habrá exorbitantes ganancias económicas, en pleito que se transmitirá a través del sistema del pago por evento, conocido por PPV. A pesar de ser un duelo sin título mundial, el éxito financiero está garantizado por la atracción que provoca en sus seguidores el pelirrojo azteca, quien en los últimos años se ha convertido en imán de taquilla y sus enfrentamientos otorgan ganancias a manos llenas a todos los involucrados, entiéndase instalación, promotores, asesores, y por supuesto a los dos púgiles, además de un largo etcétera de beneficiados. Objetivamente, el hijo de la Leyenda –como se conoce a Chávez Carrasco por ser descendiente del más emblemático púgil mexicano del pasado- no es el rival ideal para combatir frente a “Canelo” Alvarez. Su peso, estatura, palmarés actual, alejamiento del cuadrilátero y carencia de posición destacada en las clasificaciones evidencian que esta pelea “a dedo” tiene objetivos ocultos, al margen de los ingresos millonarios que proporcionará, que son indiscutibles. El Junior Chávez ha tenido un transitar errático y lleno de problemas en el mundo del boxeo, a lo que ha sumado irrespeto por el entrenamiento, sus preparadores y hasta por los consejos de su propio padre. Todo consecuencia de una vida fácil proporcionada por el progenitor. Y la pregunta surge inevitable: ?Qué motivó este duelo? Desde nuestra óptica fue un golpe magistral del empresario Oscar de La Hoya para incrementar sus arcas y eludir, una vez más, la pelea contra el kazajo Gennadi “GGG” Golovkin, quien desde hace meses espera y desespera por una fecha para vérselas contra el mexicano, que en el pasado 2016 aceptó el reto para septiembre de este año. Con astucia insuperable, De La Hoya, principal ejecutivo de la compañía Golden Boy Promotions, ha sabido crear una cortina de humo temporal, que deje a un lado la creciente presión de los fanáticos del boxeo para que “Canelo” choque contra Golovkin, el rival que lo mantiene acorralado y al que debe enfrentar. Para incrementar el interés y la euforia por el combate, se le han endilgado epítetos altisonantes como es una pelea “por el orgullo mexicano” o “el ganador se convertirá en la figura referente de los peleadores mexicanos”. Todo una falacia deslumbrante, que ha contado con el respaldo del presidente del Consejo Mundial (CMB), Mauricio Sulaimán, convertido en caja de resonancia de De La Hoya al clamar por una revancha, cuando todavía no se ha efectuado el combate, lo que igualmente servirá a los objetivos del magnate boxístico de continuar evitando exponer a su pupilo a los puños del llamado “Asesino con Cara de Niño”. "El ganador del 6 de mayo se llevará la estafeta del boxeo mundial, será el referente y nuevo ídolo", dijo Sulaimán, quien igualmente otorgará un cinturón especial al vencedor en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. Como ha sido a lo largo de la carrera de “Canelo”, sus rivales son elegidos por el grupo que lo asesora con la precisión de un relojero suizo. En el caso presente, basta observar que Chávez Jr. lo aventaja en estatura (6,1 pies por 5,9) y en masa y peso corporal, que le permitirá llegar al duelo con alrededor de 180 libras, en tanto el día del pesaje (5 de mayo) debe marcar ante la báscula el límite acordado para ambos de 164,5. Alvarez, de 26 años, no ha competido más allá de las 155 libras en ninguno de sus pleitos profesionales, aunque en sus contratos se incluyen cláusulas de rehidratación, que le han permitido ganar peso y combatir en alrededor de 170 libras. Mientras todas las miradas apuntan hacia el enfrentamiento Alvarez-Chávez, “GGG” Golovkin, monarca mundial mediano, asegura que tras vencer al estadounidense Daniel Jacobs el 18 de marzo, no tendrá acción competitiva en junio como tenía previsto, esperando por la respuesta del “Canelo”, que es su principal objetivo, en caso de que éste salga victorioso, aunque no descarta chocar contra El Junior Chávez. “Veremos qué pasa, nuestra prioridad es Canelo, pero si Chávez gana nos encantaría tener una pelea con él también”, dijo Tom Loeffler, director ejecutivo de la compañía K2 Promotions, que conduce la carrera de Golovkin. “Todavía estoy en contacto con Golden Boy. Hablo con Eric Gómez (presidente) un par de veces por semana, pero debemos esperar por lo que suceda el 6 de mayo y veremos si después llegamos a algún acuerdo (para la pelea entre Golovkin y Canelo).


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2017/05/Canelo-vs-GGG-Golovkin.jpg"> “Canelo” frente a Chávez Jr. y Golovkin qué? -Respaldado por una eficiente maquinaria propagandística, el mexicano [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Sa%C3%BAl_%C3%81lvarez]Saúl “Canelo” Alvarez enfrentará a su coterráneo Julio César Chávez, el 6 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde habrá exorbitantes ganancias económicas, en pleito que se transmitirá a través del sistema del pago por evento, conocido por PPV. A pesar de ser un duelo sin título mundial, el éxito financiero está garantizado por la atracción que provoca en sus seguidores el pelirrojo azteca, quien en los últimos años se ha convertido en imán de taquilla y sus enfrentamientos otorgan ganancias a manos llenas a todos los involucrados, entiéndase instalación, promotores, asesores, y por supuesto a los dos púgiles, además de un largo etcétera de beneficiados. Objetivamente, el hijo de la Leyenda –como se conoce a Chávez Carrasco por ser descendiente del más emblemático púgil mexicano del pasado- no es el rival ideal para combatir frente a “Canelo” Alvarez. Su peso, estatura, palmarés actual, alejamiento del cuadrilátero y carencia de posición destacada en las clasificaciones evidencian que esta pelea “a dedo” tiene objetivos ocultos, al margen de los ingresos millonarios que proporcionará, que son indiscutibles. El Junior Chávez ha tenido un transitar errático y lleno de problemas en el mundo del boxeo, a lo que ha sumado irrespeto por el entrenamiento, sus preparadores y hasta por los consejos de su propio padre. Todo consecuencia de una vida fácil proporcionada por el progenitor. Y la pregunta surge inevitable: ?Qué motivó este duelo? Desde nuestra óptica fue un golpe magistral del empresario Oscar de La Hoya para incrementar sus arcas y eludir, una vez más, la pelea contra el kazajo Gennadi “GGG” Golovkin, quien desde hace meses espera y desespera por una fecha para vérselas contra el mexicano, que en el pasado 2016 aceptó el reto para septiembre de este año. Con astucia insuperable, De La Hoya, principal ejecutivo de la compañía Golden Boy Promotions, ha sabido crear una cortina de humo temporal, que deje a un lado la creciente presión de los fanáticos del boxeo para que “Canelo” choque contra Golovkin, el rival que lo mantiene acorralado y al que debe enfrentar. Para incrementar el interés y la euforia por el combate, se le han endilgado epítetos altisonantes como es una pelea “por el orgullo mexicano” o “el ganador se convertirá en la figura referente de los peleadores mexicanos”. Todo una falacia deslumbrante, que ha contado con el respaldo del presidente del Consejo Mundial (CMB), Mauricio Sulaimán, convertido en caja de resonancia de De La Hoya al clamar por una revancha, cuando todavía no se ha efectuado el combate, lo que igualmente servirá a los objetivos del magnate boxístico de continuar evitando exponer a su pupilo a los puños del llamado “Asesino con Cara de Niño”. "El ganador del 6 de mayo se llevará la estafeta del boxeo mundial, será el referente y nuevo ídolo", dijo Sulaimán, quien igualmente otorgará un cinturón especial al vencedor en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. Como ha sido a lo largo de la carrera de “Canelo”, sus rivales son elegidos por el grupo que lo asesora con la precisión de un relojero suizo. En el caso presente, basta observar que Chávez Jr. lo aventaja en estatura (6,1 pies por 5,9) y en masa y peso corporal, que le permitirá llegar al duelo con alrededor de 180 libras, en tanto el día del pesaje (5 de mayo) debe marcar ante la báscula el límite acordado para ambos de 164,5. Alvarez, de 26 años, no ha competido más allá de las 155 libras en ninguno de sus pleitos profesionales, aunque en sus contratos se incluyen cláusulas de rehidratación, que le han permitido ganar peso y combatir en alrededor de 170 libras. Mientras todas las miradas apuntan hacia el enfrentamiento Alvarez-Chávez, “GGG” Golovkin, monarca mundial mediano, asegura que tras vencer al estadounidense Daniel Jacobs el 18 de marzo, no tendrá acción competitiva en junio como tenía previsto, esperando por la respuesta del “Canelo”, que es su principal objetivo, en caso de que éste salga victorioso, aunque no descarta chocar contra El Junior Chávez. “Veremos qué pasa, nuestra prioridad es Canelo, pero si Chávez gana nos encantaría tener una pelea con él también”, dijo Tom Loeffler, director ejecutivo de la compañía K2 Promotions, que conduce la carrera de Golovkin. “Todavía estoy en contacto con Golden Boy. Hablo con Eric Gómez (presidente) un par de veces por semana, pero debemos esperar por lo que suceda el 6 de mayo y veremos si después llegamos a algún acuerdo (para la pelea entre Golovkin y Canelo).


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2017/05/Canelo-vs-GGG-Golovkin.jpg"> “Canelo” frente a Chávez Jr. y Golovkin qué? -Respaldado por una eficiente maquinaria propagandística, el mexicano [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Sa%C3%BAl_%C3%81lvarez]Saúl “Canelo” Alvarez enfrentará a su coterráneo Julio César Chávez, el 6 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde habrá exorbitantes ganancias económicas, en pleito que se transmitirá a través del sistema del pago por evento, conocido por PPV. A pesar de ser un duelo sin título mundial, el éxito financiero está garantizado por la atracción que provoca en sus seguidores el pelirrojo azteca, quien en los últimos años se ha convertido en imán de taquilla y sus enfrentamientos otorgan ganancias a manos llenas a todos los involucrados, entiéndase instalación, promotores, asesores, y por supuesto a los dos púgiles, además de un largo etcétera de beneficiados. Objetivamente, el hijo de la Leyenda –como se conoce a Chávez Carrasco por ser descendiente del más emblemático púgil mexicano del pasado- no es el rival ideal para combatir frente a “Canelo” Alvarez. Su peso, estatura, palmarés actual, alejamiento del cuadrilátero y carencia de posición destacada en las clasificaciones evidencian que esta pelea “a dedo” tiene objetivos ocultos, al margen de los ingresos millonarios que proporcionará, que son indiscutibles. El Junior Chávez ha tenido un transitar errático y lleno de problemas en el mundo del boxeo, a lo que ha sumado irrespeto por el entrenamiento, sus preparadores y hasta por los consejos de su propio padre. Todo consecuencia de una vida fácil proporcionada por el progenitor. Y la pregunta surge inevitable: ?Qué motivó este duelo? Desde nuestra óptica fue un golpe magistral del empresario Oscar de La Hoya para incrementar sus arcas y eludir, una vez más, la pelea contra el kazajo Gennadi “GGG” Golovkin, quien desde hace meses espera y desespera por una fecha para vérselas contra el mexicano, que en el pasado 2016 aceptó el reto para septiembre de este año. Con astucia insuperable, De La Hoya, principal ejecutivo de la compañía Golden Boy Promotions, ha sabido crear una cortina de humo temporal, que deje a un lado la creciente presión de los fanáticos del boxeo para que “Canelo” choque contra Golovkin, el rival que lo mantiene acorralado y al que debe enfrentar. Para incrementar el interés y la euforia por el combate, se le han endilgado epítetos altisonantes como es una pelea “por el orgullo mexicano” o “el ganador se convertirá en la figura referente de los peleadores mexicanos”. Todo una falacia deslumbrante, que ha contado con el respaldo del presidente del Consejo Mundial (CMB), Mauricio Sulaimán, convertido en caja de resonancia de De La Hoya al clamar por una revancha, cuando todavía no se ha efectuado el combate, lo que igualmente servirá a los objetivos del magnate boxístico de continuar evitando exponer a su pupilo a los puños del llamado “Asesino con Cara de Niño”. "El ganador del 6 de mayo se llevará la estafeta del boxeo mundial, será el referente y nuevo ídolo", dijo Sulaimán, quien igualmente otorgará un cinturón especial al vencedor en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. Como ha sido a lo largo de la carrera de “Canelo”, sus rivales son elegidos por el grupo que lo asesora con la precisión de un relojero suizo. En el caso presente, basta observar que Chávez Jr. lo aventaja en estatura (6,1 pies por 5,9) y en masa y peso corporal, que le permitirá llegar al duelo con alrededor de 180 libras, en tanto el día del pesaje (5 de mayo) debe marcar ante la báscula el límite acordado para ambos de 164,5. Alvarez, de 26 años, no ha competido más allá de las 155 libras en ninguno de sus pleitos profesionales, aunque en sus contratos se incluyen cláusulas de rehidratación, que le han permitido ganar peso y combatir en alrededor de 170 libras. Mientras todas las miradas apuntan hacia el enfrentamiento Alvarez-Chávez, “GGG” Golovkin, monarca mundial mediano, asegura que tras vencer al estadounidense Daniel Jacobs el 18 de marzo, no tendrá acción competitiva en junio como tenía previsto, esperando por la respuesta del “Canelo”, que es su principal objetivo, en caso de que éste salga victorioso, aunque no descarta chocar contra El Junior Chávez. “Veremos qué pasa, nuestra prioridad es Canelo, pero si Chávez gana nos encantaría tener una pelea con él también”, dijo Tom Loeffler, director ejecutivo de la compañía K2 Promotions, que conduce la carrera de Golovkin. “Todavía estoy en contacto con Golden Boy. Hablo con Eric Gómez (presidente) un par de veces por semana, pero debemos esperar por lo que suceda el 6 de mayo y veremos si después llegamos a algún acuerdo (para la pelea entre Golovkin y Canelo).


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2017/05/Canelo-vs-GGG-Golovkin.jpg"> “Canelo” frente a Chávez Jr. y Golovkin qué? -Respaldado por una eficiente maquinaria propagandística, el mexicano [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Sa%C3%BAl_%C3%81lvarez]Saúl “Canelo” Alvarez enfrentará a su coterráneo Julio César Chávez, el 6 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde habrá exorbitantes ganancias económicas, en pleito que se transmitirá a través del sistema del pago por evento, conocido por PPV. A pesar de ser un duelo sin título mundial, el éxito financiero está garantizado por la atracción que provoca en sus seguidores el pelirrojo azteca, quien en los últimos años se ha convertido en imán de taquilla y sus enfrentamientos otorgan ganancias a manos llenas a todos los involucrados, entiéndase instalación, promotores, asesores, y por supuesto a los dos púgiles, además de un largo etcétera de beneficiados. Objetivamente, el hijo de la Leyenda –como se conoce a Chávez Carrasco por ser descendiente del más emblemático púgil mexicano del pasado- no es el rival ideal para combatir frente a “Canelo” Alvarez. Su peso, estatura, palmarés actual, alejamiento del cuadrilátero y carencia de posición destacada en las clasificaciones evidencian que esta pelea “a dedo” tiene objetivos ocultos, al margen de los ingresos millonarios que proporcionará, que son indiscutibles. El Junior Chávez ha tenido un transitar errático y lleno de problemas en el mundo del boxeo, a lo que ha sumado irrespeto por el entrenamiento, sus preparadores y hasta por los consejos de su propio padre. Todo consecuencia de una vida fácil proporcionada por el progenitor. Y la pregunta surge inevitable: ?Qué motivó este duelo? Desde nuestra óptica fue un golpe magistral del empresario Oscar de La Hoya para incrementar sus arcas y eludir, una vez más, la pelea contra el kazajo Gennadi “GGG” Golovkin, quien desde hace meses espera y desespera por una fecha para vérselas contra el mexicano, que en el pasado 2016 aceptó el reto para septiembre de este año. Con astucia insuperable, De La Hoya, principal ejecutivo de la compañía Golden Boy Promotions, ha sabido crear una cortina de humo temporal, que deje a un lado la creciente presión de los fanáticos del boxeo para que “Canelo” choque contra Golovkin, el rival que lo mantiene acorralado y al que debe enfrentar. Para incrementar el interés y la euforia por el combate, se le han endilgado epítetos altisonantes como es una pelea “por el orgullo mexicano” o “el ganador se convertirá en la figura referente de los peleadores mexicanos”. Todo una falacia deslumbrante, que ha contado con el respaldo del presidente del Consejo Mundial (CMB), Mauricio Sulaimán, convertido en caja de resonancia de De La Hoya al clamar por una revancha, cuando todavía no se ha efectuado el combate, lo que igualmente servirá a los objetivos del magnate boxístico de continuar evitando exponer a su pupilo a los puños del llamado “Asesino con Cara de Niño”. "El ganador del 6 de mayo se llevará la estafeta del boxeo mundial, será el referente y nuevo ídolo", dijo Sulaimán, quien igualmente otorgará un cinturón especial al vencedor en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. Como ha sido a lo largo de la carrera de “Canelo”, sus rivales son elegidos por el grupo que lo asesora con la precisión de un relojero suizo. En el caso presente, basta observar que Chávez Jr. lo aventaja en estatura (6,1 pies por 5,9) y en masa y peso corporal, que le permitirá llegar al duelo con alrededor de 180 libras, en tanto el día del pesaje (5 de mayo) debe marcar ante la báscula el límite acordado para ambos de 164,5. Alvarez, de 26 años, no ha competido más allá de las 155 libras en ninguno de sus pleitos profesionales, aunque en sus contratos se incluyen cláusulas de rehidratación, que le han permitido ganar peso y combatir en alrededor de 170 libras. Mientras todas las miradas apuntan hacia el enfrentamiento Alvarez-Chávez, “GGG” Golovkin, monarca mundial mediano, asegura que tras vencer al estadounidense Daniel Jacobs el 18 de marzo, no tendrá acción competitiva en junio como tenía previsto, esperando por la respuesta del “Canelo”, que es su principal objetivo, en caso de que éste salga victorioso, aunque no descarta chocar contra El Junior Chávez. “Veremos qué pasa, nuestra prioridad es Canelo, pero si Chávez gana nos encantaría tener una pelea con él también”, dijo Tom Loeffler, director ejecutivo de la compañía K2 Promotions, que conduce la carrera de Golovkin. “Todavía estoy en contacto con Golden Boy. Hablo con Eric Gómez (presidente) un par de veces por semana, pero debemos esperar por lo que suceda el 6 de mayo y veremos si después llegamos a algún acuerdo (para la pelea entre Golovkin y Canelo).


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2017/05/Canelo-vs-GGG-Golovkin.jpg"> “Canelo” frente a Chávez Jr. y Golovkin qué? -Respaldado por una eficiente maquinaria propagandística, el mexicano [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Sa%C3%BAl_%C3%81lvarez]Saúl “Canelo” Alvarez enfrentará a su coterráneo Julio César Chávez, el 6 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde habrá exorbitantes ganancias económicas, en pleito que se transmitirá a través del sistema del pago por evento, conocido por PPV. A pesar de ser un duelo sin título mundial, el éxito financiero está garantizado por la atracción que provoca en sus seguidores el pelirrojo azteca, quien en los últimos años se ha convertido en imán de taquilla y sus enfrentamientos otorgan ganancias a manos llenas a todos los involucrados, entiéndase instalación, promotores, asesores, y por supuesto a los dos púgiles, además de un largo etcétera de beneficiados. Objetivamente, el hijo de la Leyenda –como se conoce a Chávez Carrasco por ser descendiente del más emblemático púgil mexicano del pasado- no es el rival ideal para combatir frente a “Canelo” Alvarez. Su peso, estatura, palmarés actual, alejamiento del cuadrilátero y carencia de posición destacada en las clasificaciones evidencian que esta pelea “a dedo” tiene objetivos ocultos, al margen de los ingresos millonarios que proporcionará, que son indiscutibles. El Junior Chávez ha tenido un transitar errático y lleno de problemas en el mundo del boxeo, a lo que ha sumado irrespeto por el entrenamiento, sus preparadores y hasta por los consejos de su propio padre. Todo consecuencia de una vida fácil proporcionada por el progenitor. Y la pregunta surge inevitable: ?Qué motivó este duelo? Desde nuestra óptica fue un golpe magistral del empresario Oscar de La Hoya para incrementar sus arcas y eludir, una vez más, la pelea contra el kazajo Gennadi “GGG” Golovkin, quien desde hace meses espera y desespera por una fecha para vérselas contra el mexicano, que en el pasado 2016 aceptó el reto para septiembre de este año. Con astucia insuperable, De La Hoya, principal ejecutivo de la compañía Golden Boy Promotions, ha sabido crear una cortina de humo temporal, que deje a un lado la creciente presión de los fanáticos del boxeo para que “Canelo” choque contra Golovkin, el rival que lo mantiene acorralado y al que debe enfrentar. Para incrementar el interés y la euforia por el combate, se le han endilgado epítetos altisonantes como es una pelea “por el orgullo mexicano” o “el ganador se convertirá en la figura referente de los peleadores mexicanos”. Todo una falacia deslumbrante, que ha contado con el respaldo del presidente del Consejo Mundial (CMB), Mauricio Sulaimán, convertido en caja de resonancia de De La Hoya al clamar por una revancha, cuando todavía no se ha efectuado el combate, lo que igualmente servirá a los objetivos del magnate boxístico de continuar evitando exponer a su pupilo a los puños del llamado “Asesino con Cara de Niño”. "El ganador del 6 de mayo se llevará la estafeta del boxeo mundial, será el referente y nuevo ídolo", dijo Sulaimán, quien igualmente otorgará un cinturón especial al vencedor en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. Como ha sido a lo largo de la carrera de “Canelo”, sus rivales son elegidos por el grupo que lo asesora con la precisión de un relojero suizo. En el caso presente, basta observar que Chávez Jr. lo aventaja en estatura (6,1 pies por 5,9) y en masa y peso corporal, que le permitirá llegar al duelo con alrededor de 180 libras, en tanto el día del pesaje (5 de mayo) debe marcar ante la báscula el límite acordado para ambos de 164,5. Alvarez, de 26 años, no ha competido más allá de las 155 libras en ninguno de sus pleitos profesionales, aunque en sus contratos se incluyen cláusulas de rehidratación, que le han permitido ganar peso y combatir en alrededor de 170 libras. Mientras todas las miradas apuntan hacia el enfrentamiento Alvarez-Chávez, “GGG” Golovkin, monarca mundial mediano, asegura que tras vencer al estadounidense Daniel Jacobs el 18 de marzo, no tendrá acción competitiva en junio como tenía previsto, esperando por la respuesta del “Canelo”, que es su principal objetivo, en caso de que éste salga victorioso, aunque no descarta chocar contra El Junior Chávez. “Veremos qué pasa, nuestra prioridad es Canelo, pero si Chávez gana nos encantaría tener una pelea con él también”, dijo Tom Loeffler, director ejecutivo de la compañía K2 Promotions, que conduce la carrera de Golovkin. “Todavía estoy en contacto con Golden Boy. Hablo con Eric Gómez (presidente) un par de veces por semana, pero debemos esperar por lo que suceda el 6 de mayo y veremos si después llegamos a algún acuerdo (para la pelea entre Golovkin y Canelo).


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2017/05/Canelo-vs-GGG-Golovkin.jpg"> “Canelo” frente a Chávez Jr. y Golovkin qué? -Respaldado por una eficiente maquinaria propagandística, el mexicano [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Sa%C3%BAl_%C3%81lvarez]Saúl “Canelo” Alvarez enfrentará a su coterráneo Julio César Chávez, el 6 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde habrá exorbitantes ganancias económicas, en pleito que se transmitirá a través del sistema del pago por evento, conocido por PPV. A pesar de ser un duelo sin título mundial, el éxito financiero está garantizado por la atracción que provoca en sus seguidores el pelirrojo azteca, quien en los últimos años se ha convertido en imán de taquilla y sus enfrentamientos otorgan ganancias a manos llenas a todos los involucrados, entiéndase instalación, promotores, asesores, y por supuesto a los dos púgiles, además de un largo etcétera de beneficiados. Objetivamente, el hijo de la Leyenda –como se conoce a Chávez Carrasco por ser descendiente del más emblemático púgil mexicano del pasado- no es el rival ideal para combatir frente a “Canelo” Alvarez. Su peso, estatura, palmarés actual, alejamiento del cuadrilátero y carencia de posición destacada en las clasificaciones evidencian que esta pelea “a dedo” tiene objetivos ocultos, al margen de los ingresos millonarios que proporcionará, que son indiscutibles. El Junior Chávez ha tenido un transitar errático y lleno de problemas en el mundo del boxeo, a lo que ha sumado irrespeto por el entrenamiento, sus preparadores y hasta por los consejos de su propio padre. Todo consecuencia de una vida fácil proporcionada por el progenitor. Y la pregunta surge inevitable: ?Qué motivó este duelo? Desde nuestra óptica fue un golpe magistral del empresario Oscar de La Hoya para incrementar sus arcas y eludir, una vez más, la pelea contra el kazajo Gennadi “GGG” Golovkin, quien desde hace meses espera y desespera por una fecha para vérselas contra el mexicano, que en el pasado 2016 aceptó el reto para septiembre de este año. Con astucia insuperable, De La Hoya, principal ejecutivo de la compañía Golden Boy Promotions, ha sabido crear una cortina de humo temporal, que deje a un lado la creciente presión de los fanáticos del boxeo para que “Canelo” choque contra Golovkin, el rival que lo mantiene acorralado y al que debe enfrentar. Para incrementar el interés y la euforia por el combate, se le han endilgado epítetos altisonantes como es una pelea “por el orgullo mexicano” o “el ganador se convertirá en la figura referente de los peleadores mexicanos”. Todo una falacia deslumbrante, que ha contado con el respaldo del presidente del Consejo Mundial (CMB), Mauricio Sulaimán, convertido en caja de resonancia de De La Hoya al clamar por una revancha, cuando todavía no se ha efectuado el combate, lo que igualmente servirá a los objetivos del magnate boxístico de continuar evitando exponer a su pupilo a los puños del llamado “Asesino con Cara de Niño”. "El ganador del 6 de mayo se llevará la estafeta del boxeo mundial, será el referente y nuevo ídolo", dijo Sulaimán, quien igualmente otorgará un cinturón especial al vencedor en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. Como ha sido a lo largo de la carrera de “Canelo”, sus rivales son elegidos por el grupo que lo asesora con la precisión de un relojero suizo. En el caso presente, basta observar que Chávez Jr. lo aventaja en estatura (6,1 pies por 5,9) y en masa y peso corporal, que le permitirá llegar al duelo con alrededor de 180 libras, en tanto el día del pesaje (5 de mayo) debe marcar ante la báscula el límite acordado para ambos de 164,5. Alvarez, de 26 años, no ha competido más allá de las 155 libras en ninguno de sus pleitos profesionales, aunque en sus contratos se incluyen cláusulas de rehidratación, que le han permitido ganar peso y combatir en alrededor de 170 libras. Mientras todas las miradas apuntan hacia el enfrentamiento Alvarez-Chávez, “GGG” Golovkin, monarca mundial mediano, asegura que tras vencer al estadounidense Daniel Jacobs el 18 de marzo, no tendrá acción competitiva en junio como tenía previsto, esperando por la respuesta del “Canelo”, que es su principal objetivo, en caso de que éste salga victorioso, aunque no descarta chocar contra El Junior Chávez. “Veremos qué pasa, nuestra prioridad es Canelo, pero si Chávez gana nos encantaría tener una pelea con él también”, dijo Tom Loeffler, director ejecutivo de la compañía K2 Promotions, que conduce la carrera de Golovkin. “Todavía estoy en contacto con Golden Boy. Hablo con Eric Gómez (presidente) un par de veces por semana, pero debemos esperar por lo que suceda el 6 de mayo y veremos si después llegamos a algún acuerdo (para la pelea entre Golovkin y Canelo).