Fury vs Klitschko Rematch Postponed Yet Again

Fury vs Klitschko Rematch – According to multiple sources, the rematch between lineal heavyweight champion Tyson Fury and Wladimir Klitschko has been postponed once again. They were slated to fight on July 9 but Fury pulled out with an ankle injury. The bout was rescheduled for Oct. 29 in Manchester.

The news about this latest cancellation came from the Klitschko camp which was informed of this development this morning (Sept. 23). They were told that Fury had suffered another training camp setback, the exact nature of which was unspecified. During the day, UK reporters were unsuccessful in their attempts to reach out to Tyson Fury directly for more information.

The news comes two days after it was learned that Top Rank heavyweight Andy Ruiz had pulled out of his match with Hughie Fury, Tyson Fury’s cousin. Their 12-round contest was to be the chief supporting bout to Fury-Klitschko II.

Suspicions were raised that Tyson Fury’s fight was in jeopardy when he and his manager failed to show for a Sept. 12 press luncheon in London. Fury’s excuse was that his car had broken down. His manager, Mick Hennesey, claimed that he was caught in traffic and that he had inadvertently allowed his cell phone to go dead.

Fury wrested the crown from Wladimir Klitschko on Nov. 28 of last year in Dusseldorf, Germany. The judges favored him by scores of 115-112 twice and 116-111. Fury’s upset ended one of the longest title reigns in boxing history. Klitschko hadn’t lost in 11 years, during which he was 18-0 in title fights. But while the Brits were greatly enthused to see a homegrown fighter cop the prestigious diadem, the reality is that the uneventful fight seemed to say more about the fading skills of Fury’s victim who was approaching his 40th birthday.

Since winning the title, Fury has acquired new fans — and alienated others – with his unfiltered observations. His homophobic and misogynistic viewpoints caused such a furor that when Fury’s name appeared on the short list of nominees for Great Britain’s Sports Personality of the Year, an award first granted in 1956, 140,000 people signed an on-line petition to have him disqualified. More recently it became known that he was the subject of a UK anti-doping probe. A urine sample provided nine months before he defeated Klitschko reportedly contained traces of the banned substance nandrolone.

Fury, undefeated in 25 professional fights, is recognized as the lineal heavyweight champion, but currently owns only two belts. He is the WBA Super World heavyweight champion and the WBO “regular” World heavyweight champion. He is now in jeopardy of seeing both belts stripped from him. In the words of a London Mirror reporter, “Fury’s (title) reign…is descending into farce.”

This is a developing story. Check back for further details.

Fury vs Klitschko Rematch / Check The Boxing Channel for more boxing news and videos.

 

COMMENTS

-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.  


-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/12/Luces-y-Sobras-del-Boxeo-De-Cuba.jpg"> Luces y sombras del boxeo cubano -Víctimas de su propio talento y todavía sin total adaptación a los complejos vericuetos del pugilismo rentado, los boxeadores cubanos transitaron estos últimos 12 meses por una marea de altibajos, que se traduce en luces y sombras en la acción competitiva. Parece un contrasentido que las extraordinarias cualidades de los púgiles de la llamada “escuela cubana” sean el principal obstáculo para que triunfen en el mundo profesional. Pero el deporte de paga los obliga a recorrer un camino que no se ajusta a sus características deportivas, porque la necesidad de ofrecer “espectáculo” prevalece por encima del boxeo arte. Lamentablemente, se entiende por “show” en el deporte de los puños a los pleitos que ofrecen una guerra al estilo callejero, con abundancia de sangre y carente del más elemental sentido defensivo. “Eso es lo que desea el público”, argumentan los organizadores de las carteleras. En el sentido opuesto a esas exigencias marchan los gladiadores cubanos, que se caracterizan casi todos por la movilidad, la rapidez, el contragolpeo y exquisita defensa, como lo definió con gran exactitud el desaparecido Muhammad Ali: “picar como abeja y volar como mariposa”. Con la excusa vertida por promotores y televisoras de que los cubanos no son aceptados por el público debido a que tiran pocos golpes, los principales peleadores cubanos tuvieron dificultades para encontrar rivales en 2016, pues las excusas prevalecieron sin que las organizaciones deportivas tomaran cartas en el asunto. “El boxeo cubano es superior a cualquiera”, dijo el empresario Oscar De La Hoya, máximo directivo de la promotora Golden Boy Promotions al Diario de las Américas. “Es de las mejores técnicas, pero el problema es que el fanático quiere ver el nocaut, la acción, ver cortadas y sangre? estar entretenido”. La situación se complica para los representantes caribeños, debido a la complicidad de las organizaciones deportivas, que no exigen los enfrentamientos entre los ubicados en los primeros puestos de sus respectivas clasificaciones, un clamor que igualmente reclaman los aficionados de la disciplina. “Te consigues boxeadores como [url=https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Rigondeaux]Guillermo Rigondeaux que es un boxeador excelente, excelente, pero que en muchas ocasiones te tiene lastimado y no va por el nocaut”, añadió De La Hoya. “Te sigue boxeando y gana la pelea por decisión, y eso es un problema cuando se trata de peleas de pago por evento, o de HBO. Los ratings bajan y la gente no te quiere ver porque es un poco aburrido”. Aunque ha retado a todos sus colegas de las 122 libras – y también de las 126 - “El Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs) efectuó un solo pleito en el año, que ganó por abandono ante el inglés James “Jazza” Dickens, el 16 de julio, en Cardiff, Gales, Reino Unido. Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), Rigondeaux tiene señalado enfrentar al también invicto mexicano Moisés Flores (25-0-0, 17 KOs), el 25 de febrero, en Frisco, Texas, donde el combate estelar será entre el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto y el estadounidense James “El Guerrero Mandingo” Kirkland, con transmisión de la cadena HBO y por el sistema de pago por ver (PPV). Idéntica situación afronta Erislandy Lara, súper campeón de la AMB y regular de la Organización Internacional (OIB), ambas en las 154 libras, pues en su récord personal tuvo un solitario ascenso al cuadrilátero y lo hizo el 21 de mayo ante el armenio Vanes “Pesadilla” Martirosyan, al que doblegó unánime en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas. Nacido en la oriental provincia de Guantánamo y radicado en Houston, Texas, “El Sueño Americano” Lara (23-2-2, 13 KOs) regresará a la acción competitiva el 13 de enero frente al belarús Yuri Foreman (34-2-0, 10 KOs), en el Hialeah Park y Casino, de Miami, donde hará la tercera defensa del cinturón de la AMB y la segunda de la OIB. El otro titular absoluto cubano, Rancés “El Chico Explosivo” Barthelemy (25-0-0, 13 KOs), monarca pluma de la Federación Internacional (FIB), debió contentarse con una única reyerta a mediados de año, cuando se impuso por fallo dividido al estadounidense Mickey “El Espíritu” Bey, el 3 de junio, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Miami. En el aspecto de las satisfacciones del año hay que incluir al pesado [url=https://en.wikipedia.org/wiki/Luis_Ortiz_(Cuban_boxer)]Luis “King Kong” Ortíz, el ligero pesado Sullivan Barrera y al crucero Yunier Dorticós, aunque los tres tuvieron que mostrar su valía en escenarios europeos. Convertido en una de las grandes atracciones de la categoría de los mastodontes gracias a su permanente agresividad y pegada, Ortíz (27-0-0, 23 KOs) venció sucesivamente a los estadounidenses Tony Thompson (5 de marzo), Malik Scott (12 de noviembre) y al británico Dave Allen (10 de diciembre), los dos últimos en Monte Carlo, Principado de Mónaco, y el otro en Manchester, Reino Unido de Gran Bretaña. Barrera (18-1-0, 13 KOs) se alzó como un gigante frente al ucraniano Vyacheslav “Corazón de León” Shabranskyy (17-1-0, 14 KOs), al que aniquiló en el séptimo asalto, el 16 de diciembre, en el Fantasy Springs Casino, de Indio, California. Las posibilidades de Barrera ascendieron como la espuma, después de caer unánime ante el ahora campeón semipesado Andre Ward, el 26 de marzo, en la Oracle Arena, de Oakland, California. Conocido como "El Dr. del Nocaut", Dorticós anestesió en el décimo round al congolés radicado en Francia Youri "El Toro" Kalenga, el 20 de junio, en París, capital francesa, donde se adueñó del título interino crucero de la AMB.