Should Pacquiao Stay Retired? The Latest TSS Poll

Should Pacquiao Stay Retired? Here at The Sweet Science, our latest poll asks “Who should Manny Pacquiao Fight Upon His Return?” and gives three fighter choices: Terence Crawford, Adrien Broner and Danny Garcia. The poll gives a fourth option, listing “stay retired” for Pac-man.

There has been a lot of talk recently about Manny Pacquiao returning, with promoter Bob Arum speaking about the matter to the media during last week’s Terence Crawford versus Viktor Postol pay-per-view bout. Arum and Top Rank work with both Danny Garcia and Terence Crawford, making them the two most likely opponents. After Crawford dispatched Postol in methodical fashion last week, Arum hinted that Crawford had already accepted a November date with Pacquiao.

Though Crawford is ahead in the TSS poll with 31.6% of the votes (as of this writing), Pacquiao’s trainer Freddie Roach, who also prepared Postol to face Crawford, seemed to put a damper on the idea, stating “I don’t think we are going to accept or want the Crawford fight for Manny straight away.” Undefeated Danny Garcia has been linked to a match-up with Pacquiao for a long time, and he is currently in second place in TSS’s poll with 26.39% of the votes.

Jessie Vargas, another Top Rank product, has also been mentioned as a potential Pacquiao opponent, however, the TSS poll bypassed Vargas in favor of Adrien Broner. The controversial Broner is currently the last choice to face Pac-man with just 9.29% of the votes. Broner is currently cooling off in an Ohio jail serving 30 days for showing up late to a court hearing and he has already been ruled out by Arum. The poll indicates he will not benefit from a groundswell of fan support either.

You can expect Floyd Mayweather Jr’s name to pop up on the radar at some point, but that rematch is worthy of a whole different poll.

 

Should Pacquiao Stay Retired?

Interestingly, the polls fourth choice of “Stay Retired” has received the most votes to date, netting 32.71% of the voting. Pacquiao last fought in April of this year when he outpointed Timothy Bradley in their third meeting. Pacquiao retired after the fight, and he himself has not officially come out of retirement, but the writing is on the wall for his return.

The poll results indicate that a good number of fans are not interested in seeing Pacquiao return for another fight. Is a match for the likes of Crawford and Garcia against another younger fighter more appealing?

Don’t forget to comment and vote! Checkout the latest poll below, and check back on the MAIN PAGE for fresh polls.


COMMENTS

-ZonaDeBoxeo.com :

<img src="http://www.zonadeboxeo.com/wp-content/uploads/2016/09/McJoe-Arroyo-vs-Jerwin-Ancajas-Filipinas.jpg"> Ancajas persigue mucho más que un título -Ajustándose al clásico estilo de los cuentos de hadas podría escribirse la historia del filipino Jerwin Ancajas (24-1-1, 16 KOs) si este sábado, en el gimnasio de la Marina ubicado en la ciudad de Taguig, vence al invicto puertorriqueño McJoe Arroyo (17-0, 8 KOs) y se proclama campeón mundial supermosca (115 libras), avalado por la [url=http://bit.ly/2cwfWtE]Federación Internacional (FIB), enfrente de la multitud de aficionados que de seguro abarrotará la instalación para alentarlo. Apodado el Niño Lindo (Pretty Boy), el púgil asiático, de 24 años, se alista para afrontar el mayor reto de su carrera deportiva, un combate que podría darle un vuelco total a su vida dentro y fuera de los encordados. Desde los 17 años, Ancajas boxea por pasión y necesidad, siguiendo los pasos de su ídolo, Manny Pacquiao (justamente el artífice de este cartel que organiza su firma MP Promotions), el ejemplo de muchos jóvenes filipinos que apuestan por sus puños como vía de escape en una sociedad marcada por la pobreza. Desde su debut como atleta asalariado, en julio de 2009, solo ha sufrido una derrota, por votación mayoritaria en 10 asaltos frente a su coterráneo Mark Anthony Geraldo. Pero aquel solitario fracaso de abril de 2012 estuvo precedido de una preparación accidentada en Cebú y, aun así, su manager y amigo –y a ratos entrenador– en todo este trayecto, Joven Jimenez, asegura que su protegido debió terminar la reyerta con el brazo en alto. Once triunfos consecutivos ha eslabonado de entonces a la fecha el púgil zurdo de Panabo, todos antes del límite, una racha que le otorgó el derecho de convertirse en retador obligatorio del mellizo Arroyo, de 30 años, quien, obviamente, no hizo el largo viaje desde la isla caribeña hasta la del Sudeste de Asia para regalarle su cinturón al favorito local. El boricua, nacido en Ceiba y residente en Fajardo, tiene mucha más experiencia que su rival de turno, con un currículum que incluye medallas en justas internacionales en sus años de amateur, además de su participación en los Juegos Olímpicos Beijing 2008. Pero si hay un factor que podría desmotivar al peleador antillano de cara a este compromiso tras su periplo transoceánico es la bolsa que recibirá a cambio de arriesgar el físico en corral ajeno. Con la suma mínima para peleas de esta envergadura, 25 000 dólares, se remató la subasta del Arroyo-Ancajas, cortesía del mánager y promotor argentino-estadounidense Sampson Lewkowicz (que compró los derechos en representación de la empresa de Pacquiao): un 85 por ciento de dicho total, garantizado para el campeón ($ 21 250), y el resto, ($ 3 750) para el aspirante a la faja de las 115 libras que concede la FIB. Se trata de una remuneración que le arrancaría una mueca de descontento a la mayoría de los boxeadores que ostentan títulos mundiales. Sobra decir en el caso de McJoe, quien no pisa un cuadrilátero en una pelea oficial desde el 18 de julio de 2015, cuando se apropió de su actual cetro, entonces vacante, doblegando coincidentemente a otro filipino, Arthur Villanueva, pero en la ciudad texana de El Paso. La ínfima recompensa monetaria que le corresponde a su contrario es, paradójicamente, un estímulo para alzarse con el triunfo. “Si gano, seguramente cambiará por completo mi vida, porque después probablemente obtendré premios en metálico más grandes que serán de mucha ayuda para mi familia”, señaló Ancajas, padre de dos niños de 3 y 1 año, en las páginas digitales de [url=http://rappler.com/]rappler.com. Los 3 750 dólares que le han prometido, una vez descontados los gastos que deben costearse los púgiles, quedarán muy por debajo de los 10 000 que Jerwin se embolsó el pasado diciembre, tras liquidar por la vía del cloroformo, en menos de un round, a su coterráneo Paul Apolinario. Pero el Pretty Boy está consciente de que es un último sacrificio que lo pondrá a las puertas de pleitos más lucrativos, y en la recta final de su preparación ha quedado de manifiesto su deseo de arrebatar el trono al puertorriqueño a toda costa. Para trasladarse diariamente al gimnasio donde ha dado los toques finales a la estrategia que seguirá en el choque sabatino, Ancajas y su equipo han pagado 7 pesos per cápita a los conductores de yipnis, esos vehículos muy populares dentro del transporte urbano filipino que pueden cargar hasta 16 pasajeros. Pocos de los que compartieron con el boxeador el trayecto de cada jornada se habrán enterado o llegarán a saber que junto a ellos se sentaba el retador obligatorio a un título profesional de boxeo. “Realmente estoy entrenándome muy duro para quitarle el cinturón a Arroyo. No importa las adversidades por las que hemos atravesado mi entrenador (y mánager) Jiménez, aun así lo he dado todo”, asegura Jerwin y parece no faltarle razón. A la ventaja de ser anfitrión y contar con el respaldo mayoritario del público (además de no tener que lidiar con la descompensación horaria) se suman otros factores que favorecen al filipino: el tercer hombre en el ring será su paisano Gene Del Bianco, al igual que uno de los tres encargados de impartir justicia en las boletas, Gil Co (los otros dos son el puertorriqueño Carlos Colón y el japonés Takeo Harada). Y por si no fuera suficiente, Manny Pacquiao, el boxeador tagalo que Jerwin Ancajas desea emular paso a paso, estará también entre los presentes en la instalación deportiva de Metro Manila que regenta la Infantería Marina de Filipinas.